No nos volverán a saquear... Y nos saquearon
marzo 03, 2021 | José Lima Cobos

Aún veo en los ojos del presidente López Portillo, sus lágrimas derramadas, en su último informe de gobierno, que demostraban su rabia, de no poder hacer nada para defender "como un perro" al peso mexicano, ante el saqueo desmesurando y despiadado de empresarios, políticos- contratistas, favorecidos por el sistema corrupto, que lo había tolerado todo , como siempre para, explotando el esfuerzo de los trabajadores, medrar y enriquecerse de manera enfermiza con contratos y empresas fachada que perduran.

A la distancia de tantos años vividos, nuevamente se acredita , que cobran vigor las palabras del presidente López Mateos cuando dijo, al nacionalizar la industria eléctrica, que "en la industria eléctrica no habrá ni merinos ni ladrones" en clara alusión a que Jaime J. Merino y Antonio J. Bermúdez, habían convertido a la industria petrolera en un nido de bandidos, de ahí ese anunció emblemático para que esa empresa nacionalizada sirviera al país, de ahí después la carta que dejó a los mexicanos para que, jamás permitieran que los malos mexicanos- que lo haya y se ha demostrado- que están a la caza de sacar tajada a costa de todo, es decir, los apátridas de siempre que nunca faltan, como se ha demostrado con los recientes acontecimientos en que se puesto a la vista y luz de todo, la enorme pudrición en que vive y vivió el país- razón que el tiempo le da a ese patriota, porque la energía eléctrica está en manos de extranjeros expoliadores de la miseria nacional.

El caso de la española Iberdrola de Calderón y Peña Nieto , empresa de "energía limpia" y no contaminante pero con una voracidad digna del más grande elogio de saqueo a la industria eléctrica nacionalizada, engendro de contratos abominables en detrimento de la nación, en contra de la economía nacional, es subsidiada por todo un pueblo que se debate en la miseria más espantosa, en tanto exporta los recursos económicos, producto de la corrupción de los sobornos, que van a parar a paraísos fiscales y que atrasan el bienestar que requiere la sociedad para su crecimiento sano.

El lucro privado que vive la nación es espantoso, abominable, aberrante, digno de filibusteros, si se analiza con serenidad ha que extremos se llegó en el prianismo, que amenaza volver por sus fueros, con más vigor, pero ya no al estilo Odebrecht, sino más punzante, hasta que el país deje de sangrar y la inanición lo consuma, hasta que ya no quede nada y de esas migajas que se dejen, surja la venganza divina; así se ve, cuando se pregona justicia y ella tiene que venir de otras partes del mundo porque aquí solo permea la impunidad y la corrupción, que impide extinguir los bienes malhabido porque la suprema corte, la segunda sala, tiene una jurisprudencia que señala que solo es posible ese hecho, si un país extranjero lo solicita, así lo dejó establecido el ex ministro Medina Mora, apoyada, incluso, por los más ministros, Franco, Jazmín, Pérez Dayan y Laynez.

Ya se vislumbra, en este gobierno, que las cosas pueden ser distintas, sin embargo, las resistencias férreas a que se habían acostumbrado las minorías rapaces, se niegan a morir, pero la nueva estrategia del estado mexicano, cuya responsabilidad recae en quien, por primera vez en la historia es legítima, lo que brinda, autoridad moral para salvar al ejército mexicano, y al rescatar de las garras de la empresa norteamericana que" combate las drogas" como es la DEA, a quien fuera secretario de la Defensa Nacional ,mediante el montaje de un expediente tendiente a ponernos a prueba, el tiro les salió por la culata al exhibirse ese montaje obligó, al gobierno norteamericano a comportarse con decencia y mantenerse en silencio, esto es, las cosas no pueden seguir siendo como han sido, que nosotros ponemos los muertos y ellos , con artimañas arman el tinglado para sacar la raja del gran negocio de corrupción que prodigan las drogas que allá proliferan.

Es plausible que se escarbe a fondo el caso del secretario de Seguridad de Calderón, García Luna,- -que preparó el montaje contra una ciudadana francesa y una banda inexistente , que Loret de Mola, por medio de Televisa armó – porque el gobierno de López Obrador no se tragará la píldora que en forma amañada nos manden-, sino que tendrán que probar que hay hechos, datos de prueba, medios de prueba y pruebas que evidencien responsabilidad, pues el caso del agente de la DEA Camarena asesinado en México, junto al secuestro y tortura infringida al doctor Jalisciense , se les vino abajo, al no probar nada en su contra, al igual como con el expediente de Cienfuegos.

Si en el saqueo que sufre México de empresarios, narcotraficantes y políticos mexicanos no contribuye el gobierno de Estados Unidos ha pararlo y hacer que esos recursos vuelvan al país, así como el gran negocio que constituye el tráfico de armas, trata de personas y las tantas formas que la delincuencia organizada utiliza, será muy difícil el combate a la pobreza en nuestro país y no podrá alcanzarse, con éxito, que se pare la inmigración ilegal, pues si lo que se sabe, -así por encimita - que el equivalente del 84 por ciento de la deuda externa está en bancos de ese país, imaginemos la inversiones en bienes materiales que ahí se han hecho, o lo que existe en Andorra, Panamá Papers y demás paraísos fiscales.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1

Las fotos del día