La Faena
febrero 16, 2021 |

En exultante Miguel Ángel Yunes Jr festejó la noche del domingo el pírrico "triunfo" que supuestamente obtuvo en la elección interna panista para elegir al candidato de ese partido a la alcaldía del puerto de Veracruz, donde ahora despacha su hermano Fernando… Como si hubiera ganado la Presidencia de la República, el orgullo del nepotismo del viejo cacique boqueño, rodeado del grupo de empleados y seguidores que lo acompañaron en su anterior fallido intento por perpetuar la dinastía familiar en la silla gubernamental, presumió sus 12 votos de diferencia con los que supuestamente dejó en la lona a su contrincante, Bingen Rementería… El choque de los dos vástagos de las dinastías panistas que disputan el presupuesto municipal más abundante de la entidad puso al descubierto una vez más la manera cómo el arrogante ex candidato perdedor se las gasta para amedrentar y forzar las cosas en los procesos internos de un partido al cual la familia ha utilizado y dejado como palo de gallinero… Ante la inminencia de su derrota, el junior se adelantó y acusó un día antes de la elección interna y sin mayores pruebas que su dicho que el senador Julen Rementería había pactado con el gobierno estatal morenista para evitar que el ayuntamiento de Veracruz siguiera funcionando como caja chica para financiar las aventuras electorales de la familia, luego de que migraran de Boca del Río, como plaga de langosta, en busca de un ayuntamiento con más dinero… Puesto así se explica el operativo porril y golpeador –que patentó su vetusto progenitor, perfeccionado a lo largo de su "carrera" política cuando las cosas no le salen de acuerdo con sus cálculos– que arrancó desde el sábado… Así, el junior mostró que le aprendió bien las cosas a su hoy agachado promotor y trató de descontar a su rival, enviando a porros y golpeadores para reventar la elección e impedir que los nuevos miembros activos del PAN, la inmensa mayoría hartos de los abusos y saqueo del erario que han manchado al partido, votaran a favor de Rementería Molina… Como ya no cuentan con el paraguas de Felipe Calderón ni de Miguel Ángel Osorio Chong, y sobre el líder del clan parecen venirse tiempos oscuros luego de la detención del ex gobernador poblano Mario Marín en el contexto de Los Demonios del Edén y las denuncias de Lydia Cacho que demanda al gobierno federal que se investigue al ex gobernador bianual como miembro del clan de Kamel Nacif, la familia Yunes tendrá que demostrar fehacientemente que su "triunfo" en la interna panista fue legal y sin acudir a los trapicheos y trampas que les ha permitido tomar como rehén al PAN… Por lo pronto, el precandidato Bingen Rementería prepara un recurso por la vía legal para que de ser necesario se vuelva a realizar la elección pues asegura que hubo una serie de acciones para "reventar" la elección interna del partido… Según el panista, porros yunistas rompieron boletas para evitar que fueran trasladadas a la mesa especial donde estaban los nuevos militantes e impedir que esos 470 sufragaran; al final de la tarde y luego de que comenzaron las agresiones, solo pudieron llegar unas 170 con lo que votó menos de la mitad… El pírrico triunfo del junior está en la tablita pues el asunto será llevado a instancias del CEN donde –por cierto– los Yunes apestan….

Las fotos del día