Veracruzanos ilustres: Ignacio Trigueros Olea
febrero 01, 2021 | Miguel Salvador Rodríguez Azueta

Muchos veracruzanos porteños conocen o ubican el edificio Trigueros, ya sea que trabajen allí o tengan que realizar algún trámite municipal. Sin embargo, pocos conocen su historia y el motivo de su nombre.

El edificio original fue construido de 1841 a 1843, para establecer el mercado del puerto de Veracruz, su promotor fue el ilustre y olvidado Ignacio Tiburcio Valeriano Trigueros Olea, quien nació en el puerto de Veracruz el 14 de abril de 1805.

De origen humilde, su padre fue un carpintero llegado de Cádiz en 1794, a temprana edad, como antes se acostumbraba cuando no se podía mantener a una familia numerosa, el pequeño Ignacio fue enviado como sirviente a una familia de Alvarado.

Con esta familia aprende a leer y a escribir, posteriormente regresa al puerto de Veracruz, donde va a empezar a figurar en al ámbito político, en 1830 entra es Regidor del Ayuntamiento, en 1836 es nombrado Alcalde, en 1839 es designado Alcalde Primero, y realiza con Agustín Barchet, encargado de transportes de carretas, los trabajos para adoquinar la calles de Veracruz con piedra guija traída de paso de Ovejas.

Al parecer su amistad con Don Antonio López de Santa Anna lo ayuda a convertirse en diputado por este distrito en 1841, después Senador y Ministro de Hacienda desde donde realiza un destacado trabajo para la organización hacendaria nacional.

Desde la ciudad de México promueve la construcción de varias obras en el puerto de Veracruz, entre las que destaca el edificio de mercado que hoy lleva su nombre. El edificio es diseñado de acuerdo a los gustos Toscanos del arquitecto de origen italiano Luis Zapari.

La familia Trigueros vivía en la calles de San Juan de Dios 561, hoy Miguel Lerdo. En 1846 acusado de sedición, al describirse unas cartas que enviaba a Santa Anna a cuba es encarcelado, en 1847, en plena guerra, es designado Gobernador el Distrito Federal, desde donde se descubre que su cuñado Eugenio Hargous es pagador del ejército de Estados Unidos.

Al terminar la era Santanista, Ignacio Trigueros continua su brillante ascenso empresarial y apuesta por las Minas.

A la llegada del efímero Imperio de Maximiliano, encontramos a nuestro personaje como Alcalde de la ciudad de México, donde se distingue por organizar a los bomberos y fundar la escuela para sordomudos y su mayor proeza es la escuela para ciegos que el año pasado cumplió 150 años de funcionamiento.

Ignacio trigueros fallece en la ciudad de México 19 de marzo de 1879 y fue sepultado en el panteón del Tepeyac, mismo lugar donde tres años antes fuera sepultado su paisano y amigo Antonio López de Santa Anna.

Imagen: Ignacio Trigueros Olea, Salón de ex secretarios de Hacienda. Hacienda.gob.mx

Las fotos del día