Capacitación, camino de la política hacia la unidad y organización
enero 28, 2021 | Esteban Ramírez Zepeta

Escribe la investigadora del Colegio de México, Soledad Loaeza en el Cuaderno de Divulgación de la Cultura Democrática  "Oposición y democracia" que "La oposición es un componente básico del funcionamiento de las democracias pluralistas. En la mayoría de los casos su existencia representa la cristalización de la diversidad social y desemboca en regímenes bipartidistas o multipartidistas. La oposición también mantiene una relación directa con la democracia porque busca la solución del conflicto, no en la eliminación del adversario, sino mediante la identificación de intereses comunes, promueve la superioridad del diálogo sobre la confrontación, y sus funciones van mucho más allá de la mera expresión de la protesta o el descontento, pues su continua participación en los órganos de representación popular le aseguran una influencia sostenida sobre el proceso de decisiones. Es así como en los regímenes democráticos, la oposición no se limita a expresar la diferencia, sino que también tiene funciones de gobierno que cumplir".

Desde que tuve el privilegio de ser activista del Movimiento de Regeneración Nacional y fundar el Partido Morena a nivel nacional y en el estado de Veracruz, viví la intensidad de ser oposición de un gobierno que demostró en los hechos su alto grado de corrupción y abuso del poder. Me formé en la batalla cotidiana, en la lucha de las calles, en la manifestación pública, en el señalamiento constante de las arbitrariedades de los gobernantes, en la movilización ciudadana en contra de los actos irresponsables de los gobiernos federal, estatal y municipales, en la movilización de conciencias, en la construcción de acuerdos ciudadanos para actuar y no quedarnos con los brazos cruzados por el bienestar de la propia comunidad, en difundir el pensamiento, trabajo, esfuerzo, trayectoria y convicción nuestro líder, Andrés Manuel López Obrador y en sumarme con cientos de personas, quienes como yo, estábamos cansados de todas las injusticias que vivíamos. Así fue que tuve la oportunidad de reunir experiencia y aprovecharla en todas las sesiones de capacitación política en las que era invitado, asistí al lado de jóvenes con quienes coincidí en el ideal de liberar a México de las ataduras de la corrupción del PRI y del PAN. Fuimos una oposición congruente con nuestros principios y realidad, convencidos de que no debíamos detenernos ante el hostigamiento y persecución.

Así fue como comprendí que la capacitación es fundamental en la formación y profesionalización política, porque conjuga información, conocimiento, experiencia y compromiso para diseñar estrategias que permitan trascender en la vida social e impulsar cambios verdaderos.

Nuestras maestras y maestros nos mostraban la importancia del conocimiento teórico y científico de la historia política en el mundo, México, Veracruz y cada una de nuestras respectivas comunidades, como base del presente, para diseñar un mejor futuro.

Es necesario identificar ¿De dónde proviene el pensamiento político? ¿Qué es el poder? ¿Dónde se fundamenta la corriente ideológica con la cual estamos identificados? ¿Por qué es la lucha social? ¿Para qué es necesario el pensamiento político? ¿Cómo se logra trascender con el pensamiento hacia los planes de gobierno? ¿Cuáles son los valores de la democracia? ¿Cómo se lucha para triunfar sobre un régimen político corrupto e ineficiente? ¿Cuál fue el origen de las redes de corrupción y complicidades para mantenerse en el poder? ¿Cuáles son las mejores propuestas de solución a los problemas sociales comprobadas? ¿Cómo se mejora las condiciones del desarrollo político, económico, administrativo y social de una comunida o una nación?

Es necesario hacer todas las preguntas posibles, lo que sirve para construir más conocimiento, entendiendo que el que pregunta más, no es porque sea ignorante, sino porque quiere saber más. Lo aprendido se debe aplicar toma de decisiones precisas, concretas y valientes, basadas en la ética y los valores democráticos.

Tambien he aprendido que la capacitación política más constructiva, es la cercanía con la gente, escuchando, dialogando, conociendo, entendiendo y actuando con el compromiso de la honestidad para demostrar que una nueva generación política surge sin ataduras, con la libertad de actuar, conscientes de que la prioridad es el servicio al pueblo. Teoría y práctica, práctica y teoria es un binomio de éxito en la prolítica.

Caminar, observar, escuchar proporciona información que nos permite conocer el terreno que pisamos, a la gente, a las personas aliadas y a los adeversarios; la capacitación política nos da una visión más amplia de los retos a enfrentar en el servicio público. A través de la lectura, diálogo, discusión y debate, formamos nuestra cultura política sólida.

La investigadora Jacqueline Peschard en su ensayo "Cultura Política Democrática" nos expresa que: "La cultura política es el conjunto de relaciones de dominación y de sujeción, esto es, las relaciones de poder y de autoridad que son los ejes alrededor de los cuales se estructura la vida política. Es el imaginario colectivo construido en torno a los asuntos del poder, la influencia, la autoridad, y su contraparte, la sujeción, el sometimiento, la obediencia y, por supuesto, la resistencia y la rebelión. Así, la pregunta sobre la cultura política pretende indagar cómo percibe una población el universo de relaciones que tienen que ver con el ejercicio del mandato y la obediencia, y cómo las asume, qué tipo de actitudes, reacciones y expectativas provoca, y de qué manera éstas tienen un impacto sobre el universo político".

Por lo que la cultura política nos amplía la visión de pensamiento, palabra y acción. Es persecusiónnecesaria en nuestros días para convertir las buenas intensiones en resultados.

Ser oposición es asumir la responsabilidad de argumentar y proponer, actuar y ser congruentes con los principios ideológicos que dieron orígen a cada movimiento social, ser congruentes con una lucha por el bienestar de México, sin embargo, hoy estamos ante una oposición en contra de los gobiernos de Morena, que sistemática e irresponsblemente nos demuestra que lo que menos le importa es el pueblo, estamos frente a una oposición que se aleja de sus orígenes ideológicos y programáticos, quienes con tal de recuperar posiciones políticas, están dispuestos hasta hacer un pacto con el diablo, inclusive aceptar una alianza con los grupos políticos que antes combatieron, y se señalaron por corruptos recíprocamente, hoy hacen alianza con quienes ha sido enemigos desde sus orígenes. Sin duda es una gran mentira.

La perversa unión entre el PRI, PAN y PRD demuestra que están dispuestos a luchar sin escrúpulos para recuperar el poder a costa de lo que sea.

Para combatir esta aberración política nos estamos preparando, nos estamos capacitando, conociendo la historia de cada uno de esos institutos políticos, sus estretagias y contradicciones.

Esta lucha no termina, estamos en pleno proceso electoral 2021; en este momento es imprescindible que toda la militancia de Morena se capacite, que los aspirantes a candidaturas para los cargos de elección popular estén mejor preparados para el debate y diáñogo ciudadano. Es imprescindible una estrategia de profesionalización política para ganar la discusión pública con buenos argumentos y hechos.

Creo en la capacitación como medio para la cercanía con la gente. Porque soy orgullosamente  militante de Morena, continuaré mi lucha todos los días sin claudicar, para demostrar que la prioridad es el pueblo de Veracruz. Porque considero que soy parte de una generación de jóvenes que servimos con transparencia, honrada y honestamente.

Me pronuncio por una juventud mejor preparada, más activa y comprometida con la verdad, sensible ante la necesidad y solidaria ante la vulnerabilidad.

Creo en un partido como Morena, con mujeres libres y bien preparadas, dispuestas entregarse a la lucha social para defender sus derechos y erradicar por completo la violencia en contra de las niñas y las mujeres. Mujeres emprendedoras, profesionistas, amas de casa, comerciantes, trabajadoras, empresarias, obreras, campesinas, en síntesis, guerreras de la vida, por ellas y sus familias.

Creo en un partido que se construye todos los días con acciones y reflexión. Un partido que se prepara para servir.

Cada día somos más las personas que estamos dispuestas trabajar con todo el corazón por la unidad y la organización, capacitándonos, actuando, sirviendo y demostrando en los hechos que somos el partido de la Cuarta Transformación y del cambio verdadero.

A mis amigas y amigos que siempre me acompañan en las giras, en las redes y en mi vida diaria, gracias, muchas gracias por hacer posible que nunca claudiquemos en el firme propósito de servir a Veracruz. Seguiremos caminando.

Las fotos del día