Denuncian ante FGR invasión en Jinicuil Manso
enero 27, 2021 | Carlos Hernández

La FGE ha sido omisa, lamentan los afectados; inconsistencias de funcionarios en Sedatu, acusan

Itzel Jurado Ortiz, abogada defensora de los propietarios de terrenos en Jinicuil Manso, municipio de Coatepec, advirtió que denunciaron ante la Fiscalía General de la República (FGR) y ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) a funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) por inconsistencias en el caso de la invasión de predios en la zona boscosa de este municipio.

En entrevista, destacó que en el predio Jinicuil Manso hay especies endémicas que están protegidas en las normas oficiales mexicanas y eso también hace federal el caso, lo que motivó a interponer la denuncia ante la FGR.

"Otro tema interesante es que si les resulta una responsabilidad a los servidores públicos federales que han cometido irregularidades en el procedimiento de deslinde de la Sedatu", agregó.

Destacó que también presentaron una denuncia en la SFP en contra de los servidores públicos federales que hayan incurrido en irresponsabilidad administrativa.

Recordó que el 8 de enero tuvieron una audiencia de restitución, la cual es una medida provisional que está prevista en el Código Nacional de Procedimientos Penales que sirve para pedirle al juez federal que decida el retiro de las personas que están invadiendo de forma provisional en lo que se resuelve a fondo el caso.

"Nos dio un rotundo no por razones –desde nuestra perspectiva– ilegales, va a corresponder al Poder Judicial Federal decidir quién tiene la razón".

Exhibió que el juez dio un trato preferencial al abogado de los invasores, a pesar que éste se presentó y dijo no estar preparado para el caso, "se le solucionaron algunos detalles, desde ahí te das cuenta para dónde va a ir la balanza".

Agregó que el juez indicó que la defensa de los legítimos propietarios de los predios en Jinicuil Manso no acreditaron con certeza que estos terrenos estuvieran en Coatepec.

"La pregunta es por qué desconoció el asunto y está resolviendo; se hubiera declarado incopentente desde un principio, cosa que no sucedió".

Exhibió que el Juez también señaló que no se acreditó la posesión de los terrenos, "pero acreditamos la propiedad, la posesión es imposible dado que está invadido. Son cuestiones absurdas que creemos que están fuera de derecho, pero va a corresponder a un Juez de distrito determinar quién tiene la razón".

Destacó que la Fiscalía General del Estado (FGE) ha sido omisa en cuanto a la resolución, ya que no ha determinado si con todos los datos de prueba le parece que no hay delito, que también se va a impugnar, pero la Fiscalía puede hacerlo, estamos a la espera, ya sea diciendo que no hay delito o considerando que hay delito y nos vamos a una audiencia de imputación".

Recordó que han pasado más de 18 meses desde la primer denuncia por la invasión, sin que la FGE emita una determinación, "han pasado los límites de los tiempos razonables para emitir una decisión", reprochó.

Lamentó que la FGE actualmente se encuentra en la etapa de integración de la carpeta de investigación. La dilación de la Fiscalía es un acto constitutivo de violacion a los derechos humanos de los afectados, dijo.

Jurado Ortiz precisó que tras la denuncia en la FGR, se desahogaron algunas diligencias, "el personal de ahí ya fue al lugar de los hechos y hubo detonaciones; y qué bueno, no porque me dé gusto las conductas agresivas y de violencia, pero eso también pone de manifiesto ante una autoridad el ambiente que realmente se vive".

Mencionó que la Fiscalía citó a los invasores, pero estos –a través de su defensa– se negaron acudir a la diligencia y excusaron que están siendo llamados a declarar durante la emergencia sanitaria de covid-19.

"Pueden estar invadiendo y delinquiendo en pandemia, pero no pueden ser llamados por la autoridad (...) lo que no saben es qué la procuración de la justicia no es un tema que esté suspendido por nada", soslayó.

Jinicuil Manso es un predio de más de 2 mil hectáreas, ubicado en la zona boscosa de Coatepec, fue invadido por un grupo menor a un centenar de itegrantes de la Central Independiente de Obreros, Agrícolas y Campesinos (CIOAC), quienes reclamaron los terrenos ante la Sedatu, excusando que son terrenos naciones que están habitando por lo que buscan "la regulación y titulación de los predios".

Para ello, los invasores presentaron documentos apócrifos, una constancia de propiedad que alteraron del ayuntamiento de Coatepec, la cual fue desconocida por el alcalde de este municipios, Enrique Fernández Peredo.

La constancia supuestamente "acredita" a Francisco Ruiz Hernández como "propietario" de 2 mil hectáreas de terreno de Jinicuil Manso, en Coatepec.

Sin embargo, la Sedatu se desmarcó de haber recibido documentación apócrifa y refirió que la FGE deberá determinar si son falsos o no.

Ruiz Hernández es uno de los líderes que invadieron Jinicuil Manso en 2019 y quien busca despojar de sus tierras a más de 500 propietarios; fue denunciado, sin embargo, la Fiscalía General del Estado, a cargo de Verónica Hernández Giadáns, ha sido omisa en las indagatorias.

La denuncia radica en las carpetas de investigación 600/2019, 575/2019, 821/2019 y 576/2019 en el distrito XII de Coatepec.

Los miembros de la CIOAC no solo invadieron Jinicuil Manso, sino que realizaron tala clandestina para asentarse de forma irregular con viviendas hechizas, contaminando los mantos acuíferos y perjudicando especies endémicas propias de la región.

Los propietarios aseguraron que a través de programas federales se han realizado actividades de conservación del bosque, el cual está siendo afectado por los invasores.

Las fotos del día