Proporciones
enero 27, 2021 |

La pandemia en curso es la más monitoreada y comentada en la historia de la humanidad. No tanto por los desarrollos tecnológicos de las comunicaciones como por el seguimiento de los impactos económicos y psicosociales de SARS-CoV2. Las políticas de aislamiento social tienen sus costos. Uno de ellos es el frenón económico, el otro el impacto psicológico derivado de la infodemia. Es un virus muy contagioso pero su letalidad es más bien reducida.

Hace poco más de un año que se inició la emergencia sanitaria y estamos a un día de cumplir un año del primer fallecimiento por covid-19 en México. En el tiempo transcurrido se han confirmado 16 mil contagios de covid-19 en menores de un año en México. De estos, fallecieron 522. Dicho de otro modo, por covid-19 han muerto significativamente menos bebés que cualquier otra enfermedad habitual.

Por ejemplo, la dificultad respiratoria del recién nacido cobró 4 mil 11 defunciones en el último año; la sepsis bacteriana, 2 mil 663; los trastornos relacionados con gestación corta y el bajo peso al nacer mil 268; asfixia del nacimiento mil 123 y neumonía congénita. Esto significa que la letalidad del virus es realmente baja.

Hace unos días se reportó que se habían alcanzado el máximo de contagios y muertes por covid en el país. 22 mil 339 nuevos casos, mil 803 muertes. Las cifras de contagio frente al de muertes, y éstas frente las cifras por otras causas son también mucho menores.

Es cierto que es una enfermedad considerada muy contagiosa y que puede ser mortal, pero los casos fatales frente a los que no lo son son también marginales frente a las otras causas.

Puede pensarse entonces que las medidas de distanciamiento social recomendadas por la OMS, que pararon la economía del mundo y desatado la recesión, son desmedidas.

Las consecuencias pueden ser sumamente severas pero ofrecen la oportunidad de cambiar las lógicas de las relaciones económicas y sociales. Pasar, por ejemplo, de la estupidez del individualismo competitivo a las relaciones colaborativas en comunidades acotadas. Valdría la pena intentarlo aunque solo fuera por razones de sobrevivencia de la especie.

Las fotos del día