Prolongado aislamiento por la pandemia pone en riesgo salud mental: especialista
enero 26, 2021 | Agencias

Los ciudadanos padecen el estrés generado por desastres naturales que ocasionaron pérdidas humanas (sismos, las inundaciones, los tsunamis). Pero ese estado de presión mental disminuye o finaliza cuando gobiernos y pueblo se apoyan y salen adelante. En cambio, la pandemia del coronavirus se alargó más de 10 meses y se desconoce cuándo se regresará a la normalidad, lo que pone en riesgo la salud mental de la población, opinó el médico siquiatra del Instituto de Salud Mental de Veracruz, Rodrigo Morales.

Refirió que la crisis sanitaria generó en la sociedad niveles de estrés que nunca antes habían tenido porque el virus es invisible, se desconoce por dónde y cuándo generara problemas de salud en un ser querido.

"Esta pandemia es diferente a otros desastres naturales. Se trata de una infección viral con característica que nos da incertidumbre, porque no es visible, no podemos ver el virus, no podemos darnos cuenta del riesgo de infección. Esto le da una connotación de mayor tensión", expuso el especialista.

Comentó que en otros años, algunas poblaciones han presentado altos niveles de estrés porque perdieron sus casas, sus automóviles, a un ser querido a causa de los sismos, inundaciones. Pero en dos semanas o un mes regresan a la normalidad con la ayuda de los grupos de rescate, autoridades de Salud y Protección Civil o entre las mismas familias salen adelante. Y ahí termina. Sin embargo, la emergencia de salud se ha prolongado a 10 meses en México

Añadió que esto aumentó los niveles de estrés porque no se sabe cuándo finalizará. "(También) por la pérdida de empleos, cierre de negocios, de seres queridos; no hay una fecha definida en que las familias sepan cuándo volverán a la normalidad".

"Hay un impacto económico en todo el mundo. Estamos viendo problemas psicológicos en las personas como enojo, miedo, temor que se convierte en extremoso porque todos tenemos miedo de enfermarnos. Hay personas que desarrollan conductas de mucho miedo que no es saludable", explicó.

Mencionó que otro alto grado de estrés entre la población se debe a que para evitar contagios no se permite la convivencia con otras personas.

"El aislamiento social para tratar de contener la infección se ha convertido en un problema prolongado y está repercutiendo en la salud mental en algunos grupos, principalmente en los vulnerables. Esta pandemia ha generado un caos en la atención médica y nos genera mucha preocupación y ha alargado los duelos de las familias, cuando alguien muere",finalizó.

Las fotos del día