FALANGES: La diputación: funciones y omisiones
enero 19, 2021 | Luis Adalberto Maury Cruz

La diputación es un poder público, en teoría representa al pueblo en su conjunto. En la realidad remite a la partidocracia o a intereses de grupos de poder. Un diputado ya se local o federal está para:

1. Exponer y defender los intereses de su distrito, 2. Legislar acorde a la progresividad de los derechos humanos, 3. Aprobar anualmente el presupuesto de egresos 4. Fiscalizar el desempeño los poderes ejecutivo, judicial y órganos autónomos, 5. Ratificar el nombramiento del ejecutivo, 6. Dictaminación de la cuenta pública, aprobar los planes de desarrollo, 7. Tiene poder para ejercer juicio político, sin omitir las gestiones que debe de hacer para su distrito, entre otras.

Esto con fundamento en Artículo 1º, 74, 110 y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y su homólogo de cada constitución local.

La diputación representativa es tal si representa al distrito. Es partidocracia si está en función de un partido. Es canarilla si representa intereses de grupos sectarios. La representatividad es respeto al mandato de urnas. Por ejemplo, si el mandato de urnas fue: revocación de mandato, como ocurrió en México y en Veracruz, es irrelevante que el diputado este de acuerdo o no; llanamente lo tiene que acatar. Si no es así es un traidor. Sólo se puede contravenir la voluntad de las urnas y del distrito porque sea violatoria de derechos humanos o por imposibilidad material.

El diputado que no regresa a su distrito, carece de representatividad. El pulso del distrito remite a los problemas y necesidades de obras y servicios públicos. En temas como: seguridad, salud, vialidad, educación... de aquí nace la motivación político/legal de la agenda parlamentaria. El punto es que el acuerdo parlamentario debe partir de las necesidades comunes y la gestión de las peculiaridades del distrito al que se representa.

Esto es raro que se dé, con frecuencia el diputado ni el distrito conoce, ni formación para lo público tiene, (ni educación de casa).

El hecho que el ejecutivo estatal y el Congreso de Veracruz rechazaran el mandato de las urnas sobre la revocación de mandato, es una traición a las urnas, al pueblo y contravienes la representatividad. El hecho de tener magistrados sin carrea judicial, muestra al Congreso en el mismo tenor, porque la voz de las urnas es honestidad.

El hecho que no haya un resarcimiento de los daños causados por los saqueos y robo al erario público en la administración de Javier Duarte es un acto de corrupción. La impunidad de las usurpación de funciones en la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, en donde su hijo realizó actos de autoridad sin tener facultes legales como en el caso de las investigaciones sobre el predio del Faunito de Javier Duarte. Es un delito.

Como se ve estas impunidades remiten a la falta de representatividad y violación al mandato de urnas. En la medida que la diputación sea realmente representativa habrá contrapesos a los otros dos podres, a los órganos autónomos; habrá, menor impunidad. En fin, ¿Usted qué piensa?...

lmaury_cruz@hotmail.com

Las fotos del día