Aumento al mínimo no lleva a encarecer productos y servicios, aclara Conasami
enero 11, 2021 | La Jornada

Los incrementos al salario mínimo registrados los últimos dos años no llevaron a un encarecimiento de los precios en la economía nacional. Ello demuestra que, "contrario al dogma de que el salario mínimo provoca un incremento en la inflación", los ajustes han beneficiado a los trabajadores, afirmó la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) este domingo.

Explicó que tan solo en 2020 el salario mínimo general se incrementó en 20 por ciento al pasar de 102.68 a 123.22 pesos diarios, mientras que, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el alza general de los precios en la economía fue de 3.15 por ciento el año pasado. Asimismo, los precios de la canasta básica aumentaron en 3.43 por ciento y los de la canasta de consumo mínimo en 3.44 por ciento.

"Esto indica que el incremento del salario mínimo fue 6.34 veces mayor que la inflación", subrayó la Conasami a través de un comunicado.

Durante los últimos tres años, agregó, el salario mínimo se incrementó en 60.3 por ciento, en tanto que los precios lo hicieron en 6 por ciento, "indicando que el salario mínimo ha recuperado su poder adquisitivo y que la excusa para no subirlos que argumentaba una catástrofe inflacionaria es incorrecta".

Por ello, el ajuste del 15 por ciento que entró en vigor el pasado primero de enero "tampoco es riesgo alguno para un incremento de la inflación", sino que incentivará la economía y mejorará la calidad de vida de los trabajadores que perciben menos ingresos, concluyó la Comisión.

Las fotos del día