Crimen recluta y desaparece cada vez más jóvenes: Redim
enero 07, 2021 | Norma Trujillo Báez

El crimen organizado se fortaleció con la pandemia y la fragilidad del Estado, el reclutamiento forzado y la desaparición de niños, niñas y adolescentes por el crimen organizado es una realidad en México. Del primero de enero al 10 de diciembre de 2020 se reportaron 3 mil 225 niñas, niños y adolescentes desaparecidos, no localizados o localizados en el país.

De acuerdo con Balance 2020, El año de la sindemia y el abandono de la niñez en México, elaborado por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), destaca que de acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el delito (Undoc, por sus siglas en inglés) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) los niños y niñas son víctimas de diversas violencias por parte del crimen organizado.

Los menores de edad son víctimas de reclutamiento forzado principalmente para actividades como el narcomenudeo, trabajo como halcones o sicarios, tráfico de drogas y personas (polleros), el robo de combustibles (huachicoleo) y/o la trata de personas con fines de explotación sexual, trabajo o servicios forzados y explotación laboral, la exposición al miedo constante, el adoctrinamiento y la presión psicológica que dejan una marca física y emocional imborrable, y muchas veces mueren como resultado del reclutamiento forzado.

México ha adoptado la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN, ONU 1989), instrumento internacional que establece la obligación del Estado de proteger a los niños y niñas de todas las formas de malos tratos y violencias, así como el compromiso de establecer medidas preventivas y de atención al respecto. De igual manera, México ratificó el Protocolo Facultativo a la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en conflictos armados, el cual establece que los Estados Parte deben hacer todo lo necesario para que los menores de 18 años no participen activamente en hostilidades.

Sin embargo, la actual crisis de derechos humanos y violencia armada generalizada deja al descubierto la falta de coordinación y fragmentación de acciones por parte del Estado mexicano y sus instituciones, propiciando altos niveles de corrupción e impunidad, y el incumplimiento de estos tratados internacionales.

Si bien, reconocemos que el Programa Nacional de Derechos Humanos 2020-2024 y el Plan de Acción 2019-2024 de México en la alianza global para poner fin a la violencia contra la niñez representan un avance en la protección, garantía, promoción y respeto de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes, es importante integrar mecanismos nacionales en materia de reclutamiento forzado de niñas, niños y adolescentes.

Actualmente no existe legislación, tipo penal, políticas públicas, diagnósticos del problema, presupuesto, infraestructura y autoridades competentes, lo que impide atender el problema. En este sentido es importante resaltar que la trata de personas con fines de reclutamiento forzado solo contempla parte del problema, limitando la acción del Estado a la "utilización de actividades de delincuencia organizada", dejando de lado otros elementos del reclutamiento forzado en términos del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo número 182 y del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados; por ejemplo: el reclutamiento (voluntario o por conscripción-forzada), alistamiento, participación en actividades no vinculadas a la delincuencia organizada (participación activa en hostilidades), etcétera.

El anuncio del pasado 17 de diciembre en la sesión de la Comisión para Prevenir la Violencia Contra Niñas, Niños y Adolescentes (Comprevna), parte de las acciones de articulación del Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescente (Sipinna); sobre la disposición de la Secretaría de Gobierno (Segob) y la Secretaría de Seguridad Ciudadana para crear una estrategia nacional para atender la violencia armada contra la infancia, es una buena noticia para hacer visible la grave situación de violencias contra la niñez, será importante un compromiso político de alto nivel para garantizar que se cumple con reducir la violencia contra niñas y niños.

La epidemia de #NiñezDesaparecida sigue sin freno, la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) desarrolló un portal para consultar el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas. Del primero de enero al 10 de diciembre de 2020 se reportaron 3 mil 225 niñas, niños y adolescentes desaparecidas, no localizadas o localizadas en el país. El 69.4 por ciento de estas fueron halladas; las otras 988 personas de 0 a 17 años siguen desaparecidas, lo que significa que han desaparecido tres niñas, niños y adolescentes al día.

Las fotos del día