El poder del consenso
enero 05, 2021 | Esteban Ramírez Zepeta

En el libro "La importancia y el real significado del consenso" del Maestro Jorge Hugo Zalles, nos dice que "Para que puedan darse consensos reales, se requieren actitudes particulares de cuatro tipos: 1. Hacia el ‘otro’, 2. Hacia la relación con el ‘otro’, 3. Hacia la posibilidad de que otros tengan criterios, valores, opiniones y aspiraciones diferentes de las propias, y 4. Hacia la importancia o la necesidad de que se satisfagan las propias aspiraciones.

Con lo anterior teóricamente se establece como base, tener un panorama sobre la relación social que existe en un conjunto de personas, quienes tienen una identidad propia y que se vinculan con la identidad de otras personas, en donde se sustentan las opiniones, criterios, aspiraciones y necesidades con valores democráticos.

Tener una visión social implica asumir compromisos cuando el bienestar comunitario está de por medio, es necesario pensar en el conjunto de personas antes que pensar en uno mismo. Tener un cierto tipo de actitudes hacia otra persona implica ante todo actuar con respeto ante las diferencias de pensamiento, forma de vida, intereses, preferencias y sobretodo eliminando toda posibilidad de discriminación.

La vida que tenemos en el pleno inicio del año 2021 no da la oportunidad de entender que ante la pandemia que hemos vivido, sólo podemos responder con actitudes positivas, las que propicien salud mental, emocional, espiritual y física. Vivimos un tiempo en el que debemos dejar atrás el egoísmo y comenzar a fortalecer nuestra visión de unidad familiar y comunitaria por el bienestar de todos.

La política se convierte en la ciencia de gobernar ordenadamente, es un arte que permite transformar el entorno social; es decir, la política desde los orígenes de la humanidad cumple la función fundamental de crear reglas y leyes que regulen el comportamiento humano para garantizar el respeto a los derechos y libertades así como el reconocimiento de las obligaciones que surgen como parte de una comunidad.

La sociedad contemporánea atraviesa por circunstancias sin precedente, por un lado la presencia de una pandemia que nos han mantenido con todas las medidas preventivas y que lamentablemente genera otro tipo de pandemia que es el miedo; por la otra parte, la actitud del ser humano que se ha convertido en un ser indiferente ante las necesidades de las personas más vulnerables.

Estamos atravesando uno de los peores momentos históricos de la humanidad, ante el avance tecnológico y los daños ocasionados a nuestro planeta, nos orillan a tomar mejores decisiones comunitarias.

Tan sólo es un ejemplo de los muchos que existen para comprender qué ahora más que nunca, se requiere encontrar en medio de las grandes diferencias, puntos de coincidencia que nos permitan alcanzar un consenso.

El consenso representa una de las principales artes de la política, en la que se sostiene que a través del respeto absoluto a las diferencias, se puedan encontrar enormes coincidencias que beneficien a todos por igual.

He aprendido que para ejercer la política es necesario tener habilidad de lograr consensos, escuchando antes de hablar, teniendo la disposición de escuchar el doble de lo que hablamos, para entender el pensamiento y acciones de las otras personas. Que para tomar acuerdos básicos que se conviertan en decisiones definitivas, seamos capaces de adecuarnos a las necesidades de la misma sociedad.

Soy aspirante a la dirigencia estatal del Partido Movimiento de Regeneración Nacional MORENA en el estado de Veracruz, he caminado a lo largo y a lo ancho de la entidad veracruzana desde hace algunos años acompañando a diferentes personas que han sido promotores del cambio verdadero, he observado con detenimiento sus acciones y sus buenos resultados.

Ahora recorro municipio por municipio, para escuchar a la militancia consciente de que hay otras personas que aspiran a la misma responsabilidad que yo aspiro.

Sin embargo, mi doctrina personal es que para ser dirigente de un partido como MORENA, es necesario construir puentes de comunicación y no muros de controversias y ambición.

Es tiempo de lograr consensos entre la comunidad interna de nuestro partido para distinguir prioridades, las cuales están en el pueblo de Veracruz.

Aparte recordemos, esto no es una lucha por el poder para obtener más cargos de elección popular, sino de tener la capacidad de responder a las necesidades sociales, de unificar criterios, de encontrar coincidencias para trabajar juntos y en la unidad y organización, demostrarle al pueblo que somos el partido más importante y congruente de este inicio del siglo XXI.

Tenemos que demostrarle a la sociedad mexicana y en especial a la de Veracruz que somos capaces de borrar diferencias y transformarlas en acciones concretas en beneficio del pueblo.

No podemos ni debemos permitir el divisionismo al interior de Morena Veracruz, bajo ninguna circunstancia puede prevalecer por encima de los intereses de la militancia y del pueblo de Veracruz, el interés superfluo de un solo grupo o persona, que solo por ambición por el poder genere violencia verbal y divisionismo.

El camino por el cual he decidido transitar es el del diálogo democrático. Mi prioridad es escuchar a las mujeres y hombres, jóvenes y adultos, de lo que realmente se quiere para Morena Veracruz.

Es imprescindible seguir la doctrina que nos ha marcado el Presidente de la República, Lic. Andrés Manuel López Obrador en su lucha cotidiana en contra de grupos económicos y de poder político, quienes se autodenominan de derecha o conservadores.

Quienes miran por sus propios intereses y se han determinado atacar al gobierno legítimamente democrático, de una forma sistemática para desvirtuar la verdad y manipularla. La mentira prevalecerá hasta que las personas valientes hablen con la verdad.

Estoy convencido ahora más que nunca que mi firme determinación de buscar la dirigencia estatal está encausada a encontrar consensos con la militancia y los cuadros dirigentes, que no busco divisionismo, sino por el contrario aspiro a crecer con todas y todos quienes queremos un Veracruz que avance en la Cuarta Transformación.

Las fotos del día