Pérdida de empleos por pandemia detonó trabajo infantil, dice ONG
diciembre 27, 2020 | Édgar Escamilla

La pérdida de fuentes de empleo provocada por la pandemia de covid-19, propició que más niños salieran a las calles buscando generar ingresos para sus familias, según denunció la asociación civil "Por Amor a las Calles".

Aunque no existen cifras oficiales, la organización ha detectado a al menos 200 niños trabajando en las calles de Poza Rica durante lo que va de la pandemia, lo que representa un incremento cercano al 50 por ciento, según lo estimado por Jorge de Jesús Luis Santiago.

Mejor conocido como El Chilaquil, Jorge de Jesús encabeza "Por Amor a las Calles", a través de la cual se apoya a niños, jóvenes y adultos en situación vulnerable, que han caído en problemas de adicciones o se encuentran viviendo en las calles de Poza Rica y municipios conurbados.

El también integrante del comité municipal del Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), comentó que una medida para evitar que más niños sean utilizados como trabajadores en las calles es evitar darles una compensación económica.

Señaló que actualmente se busca el apoyo de las autoridades para iniciar una campaña de concienciación para evitar que se les dé dinero a los niños y en su lugar, se les pueda entregar ropa o alimentos, y así beneficiarlos directamente.

"Los papás están aprovechándose de esa situación", dijo, por lo que es necesario que las autoridades municipales tomen con seriedad esta problemática y se garantice el derecho de los niños a la educación y alimentación.

A través de "Por Amor a las Calles" se instalaron comedores comunitarios en el centro de la ciudad, los cuales fueron suspendidos por motivos de la contingencia sanitaria, pero expuso que es necesario que se habiliten más de estos espacios en las colonias.

Se dijo estar en deuda con la gente de las calles, por lo que a través de su asociación busca cambiar la mentalidad de quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad por algún tipo de adicción y que no se sientan solos.

"Uno viene de abajo, del barrio, ahora que ha cambiado nuestra condición le debemos mucho a la vida; (queremos) animar a más gente a que no se sienta sola y luche por cambiar su realidad", comentó.

A la par de garantizar la alimentación de estos niños, dijo que se requiere ampliar los programas de alfabetización para comenzar a romper el círculo vicioso y evitar que caigan en manos de las adicciones.

Las fotos del día