Mis mejores deseos para usted y su familia
diciembre 22, 2020 | Esteban Ramírez Zepeta

En medio de una pandemia de coronavirus que no termina de iniciar y no inicia por terminar, con la noticia de que en Europa y en especial en Gran Bretaña surgió una nueva cepa del coronavirus como resultado de una mutación acelerada, haciendo que toda esperanza de vacuna quede en segundo lugar, nuestra capacidad de entendimiento está sujeta a la dimensión de una realidad que jamás imaginamos.

Siempre ha sido motivo de análisis científico el hecho de considerar las múltiples posibilidades de extinción de la vida en el planeta tierra. La ciencia ficción ha sido rebasada por la realidad, por lo tanto tenemos que estar preparados ante cualquier circunstancia de crisis venidera, a la que sin duda nos tendríamos que enfrentar si se incrementan los contagios o sobrevienen nuevos tipos de virus en el planeta.

Narra el filósofo coreano Byung-Chul Han, que "la pandemia vuelve a hacer visible la muerte, que habíamos suprimido y subcontratado cuidadosamente. La presencia de la muerte en los medios de comunicación está poniendo nerviosa a la gente. La histeria de la supervivencia hace que la sociedad sea tan inhumana. A quien tenemos al lado es un potencial portador del virus y hay que mantenerse a distancia. Los mayores mueren solos en los asilos porque nadie puede visitarles por el riesgo de infección. ¿Esa vida prolongada unos meses es mejor que morir solo? En nuestra histeria por la supervivencia olvidamos por completo lo que es la buena vida. Con la pandemia nos dirigimos hacia un régimen de vigilancia biopolítica. No solo nuestras comunicaciones, sino incluso nuestro cuerpo, nuestro estado de salud se convierten en objetos de vigilancia digital. El choque pandémico hará que la biopolítica digital se consolide a nivel mundial, que con su control y su sistema de vigilancia se apodere de nuestro cuerpo, dará lugar a una sociedad disciplinaria biopolítica en la que también se monitorizará constantemente nuestro estado de salud".

En México luchamos todos los días por mejorar las condiciones de vida de los más pobres, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, posee una visión centrada y objetiva, él sabe que atrás de los intereses económicos de los conservadores hay intereses internacionales que siempre han manipulado las condiciones sociales y políticas del país, la historia lo demuestra. Estamos conscientes que hemos sido un tablero de ajedrez en el juego imperial de los Estados Unidos y Europa.

Parece que hoy, los valores se denigran y predominan por encima de la humanidad los intereses económicos egocentristas.

La presencia de una nueva generación de niñas y niños así como adolescentes, son quienes se enfrentan a una transformación tecnológica y científica que rebasa toda imaginación y hace posible que la llegada de la Cuarta Revolución Industrial sea inminente, el Internet de todas las cosas así como la inteligencia artificial predominarán por encima de la expectativa de que el ser humano reflexioné más sobre sí mismo.

La fe se desbarata por el pragmatismo y las personas ya no le dan importancia a la dignidad familiar, y menos a la unidad familiar, lo que siempre fortalece el espíritu y nos da seguridad.

Ahora pareciera que tener una relación sentimental para formar una familia es un asunto de juego, que en cualquier momento se puede desbaratar.

La violencia cada día se hace más presente en las familias, por lo que es necesario que en la comunidad se acentúe la lucha por la defensa de los derechos de las niñas y las mujeres en contra de todo aquello que le perjudique, así como de la violencia sistemática tanto psicológica, emocional, física, cultural y social, por lo que es una de las principales metas en este gran proyecto de nación.

Ante todo lo anterior solo tenemos el camino de respeto a la integridad humana, fomentando a través del educación valores que representen la absoluta consideración a la dignidad de las personas, el respeto a los derechos humanos y libertades.

El camino tiene que hacer unidad familiar, unidad que permita organizarse para enfrentar las adversidades. Unidad y organización es el camino en familia para salir siempre de forma exitosa, asimismo en Morena, es un camino necesario, unidad y organización. Aunque sabemos que los integrantes de la familia no se escogen, que solemos ser diferentes, siempre debemos encontrar coincidencias que ayuden a impulsar cosas buenas. Así como en familia en el partido Morena Veracruz debemos unirnos y organizarnos, superando nuestras diferencias y fortaleciendo nuestras coincidencias.

En la familia es el amor, en el partido Morena Veracruz es la convicción y lealtad a Veracruz por encima de todo. En todo la coincidencia debe ser el amor. Seamos un agente de cambio que motive la transformación constante para el bienestar individual y colectivo. Vivimos una época en la que debemos reflexionar mucho, este año en el que tuvimos que mantenernos a la distancia, sin salir de casa y manteniendo los cuidados pertinentes para no contagiarnos. Fue un tiempo de preparación para ser mejores como seres humanos. Le invito cordialmente a que en la noche que se reúna con su familia y amistades o tal vez en la soledad, se comunique consigo misma o consigo mismo, diciéndose lo importante que es la vida y saber vivir, el poder de la gratitud y saber dar las gracias siempre, el compartir un pedazo de pan, no porque nos sobre, sino porque podemos darlo con amor a alguien que nada tiene.

Son tiempos que reflexionar y actuar por el bien de la comunidad, son tiempos de entregarnos por completo a velar por quienes no han podido salir adelante, son tiempos de borrar las diferencias ideológicas y ponernos a trabajar unidos por amor a Veracruz.

Somos un pueblo que orgullosamente hemos demostrado ser solidarios cuando más se necesita, ahora tenemos que demostrarle al mundo que somos un pueblo que sostiene sus valores familiares para enfrentar cualquier adversidad.

Deseo con el corazón en la mano que su familia y usted se encuentren bien de salud, y bienestar, que tenga bases sólidas para iniciar 2021 con mejores expectativas, tenemos que hacer mucho por Veracruz, comenzando por nosotros mismos, fortaleciendo nuestros valores e integridad, construyendo en comunidad un sentido de ocupación responsable, cuidándonos todos, entre nosotros mismos.

Somos un Veracruz diferente que más allá de las diferencias políticas prevalece nuestra identidad mexicana. Feliz nochebuena, feliz navidad y próspero 2021, se lo deseo desde mi ser más humilde como joven que tiene sueños de servicio por México.

¡Hoy y siempre, muchas felicidades!

Las fotos del día