Aprueba la Conasami aumento de 15% al salario mínimo con voto de la IP en contra
diciembre 17, 2020 | La Jornada

Ciudad de México.- La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) aprobó la tarde de este miércoles un incremento de 15 por ciento al salario mínimo tanto para la Zona Libre de la Frontera Norte como para el resto del país. Con ello, en la mayor parte del territorio nacional el minisalario pasará de los 123.22 pesos que se fijaron para el presente año a los 141.70 pesos para 2021.

En tanto que en las ciudades fronterizas que conforma la Zona Libre de la Frontera Norte pasará de 185.56 pesos a 213.39 pesos a partir del primero de enero. La decisión se alcanzó en una votación por mayoría. Fuentes de la Comisión indicaron que tanto el sector obrero, representado por una veintena de organizaciones sindicales, como el sector gubernamental votaron a favor, pero el sector patronal votó en contra. México remonta ocho posiciones a nivel internacional en cuanto al salario mínimo, colocándose en el lugar 76 de 135 países, agregó por su parte la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Tras darse a conocer el incremento, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) justificó su voto en contra y adujo que "el objetivo era que, a partir de 2019, el salario mínimo general cubriera el 100 por ciento de la línea de bienestar urbana individual y que, a partir de 2020, se lograra superar en un 17 por ciento esa línea. Se cumplió esa meta".

La propuesta del sector patronal ante la Conasami fue de una "evolución agregada del 10 por ciento", la cual se componía un incremento de 4 por ciento de fijación por encima de la inflación esperada más un Monto Independiente de Recuperación (MIR) de 7.39 pesos. El sector patronal calificó que ello "era un esfuerzo destacado por parte de las empresas que nos permitiría seguir avanzando hacia la línea de bienestar familiar".

Tras reprochar que el gobierno federal no accediera a subsidiar cinco por ciento del incremento, advirtieron que la medida derivará es una "inminente quiebra de miles de negocios y la pérdida de todavía más fuentes de trabajo".

Por su parte el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) afirmó que el voto en contra del sector patronal fue razonado y "por la difícil situación que atravesamos debido a la pandemia, estamos ante la encrucijada de preservar la mayor cantidad de empleos en un entorno económico adverso".

Entrevistado sobre la resolución, José Luis Carazo, coordinador y vocero del sector obrero ante la Conasami, subrayó que por ley, pese al rechazo de los empresarios, no pueden ofrecer salarios inferiores a lo establecido como salario mínimo. Destacó que a diferencia de sexenios anteriores, el actual gobierno federal respaldó la propuesta del sector obrero.

Como parte de los ajustes, la Conasami también avaló la integración de dos profesiones a la lista de salarios mínimos profesionales, explicó la Secretaría del Trabajo. Para trabajadoras y trabajadores del hogar se acordó un incremento de 25 por ciento respecto al salario mínimo vigente, para fijarse en 154.03 pesos, mientras que para los jornaleros agrícolas se aprobó un incremento de 30 por ciento respecto al salario mínimo vigente, alcanzando el monto de 160.19 pesos.

IP rechaza incremento

El sector privado del país rechazó la decisión de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos de incrementar el salario mínimo general (SMG) 15 por ciento para 2021. El CCE y la Coparmex señalaron que el sector patronal emitió su voto en contra de la resolución votada por los representantes de los trabajadores y del presidente de la Conasami, Luis Felipe Munguía Corella.

La Coparmex señaló que todas las organizaciones del sector privado votaron en contra de la decisión porque "arroja a millones de microempresarios toda la carga". Dijo que, combinado con la aceleración de los contagios por la pandemia covid-19 y el consecuente cierre de operaciones de más empresas, "es inminente la quiebra de miles de negocios y la pérdida de todavía más fuentes de trabajo".

"Con la falta de apoyos gubernamentales y ahora un incremento irracional al salario mínimo, sin gradualidad ni lógica, se agrava el riesgo de que 700 mil empresas más desaparezcan en los próximos tres meses", agregó. Esta sería la primera ocasión en que la Coparmex se pronuncia en contra de un incremento salarial, pues desde el sexenio pasado ha impulsado un crecimiento gradual del minisalario.

En días recientes, como respuesta al incremento propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador de 15 por ciento, dijo que sólo sería posible si el gobierno aportaba una cantidad, pues el contexto económico nacional es adverso y distinto al de los años anteriores en los que se ha impulsado un crecimiento en el minisalario.

"El incremento a los salarios mínimos debe tomarse con la mayor responsabilidad, seriedad y racionalidad posibles", dijo el CCE. Apuntó que la propuesta del sector privado era un 10 por ciento global. El organismo cúpula consideró que por la difícil situación económica, el sector privado busca preservar empleos y generar más, por lo que el objetivo de incrementar el minisalario no tiene el mismo nivel de prioridad.

Reconoció que el sector empresarial busca que se recupere el salario de los trabajadores, pero sobre todo combatir la pobreza laboral que se ha incrementado con la pandemia.

Las fotos del día