Prianismo, narcoestado
diciembre 08, 2020 |

Sin prisas pero sin pausas se van revelando –y desmontando– las mentiras y crímenes del régimen anterior. Porque no solo es asunto de gobiernos específicos, el de Calderón o el de Peña Nieto, que por sí mismos son casos referenciales de estudio de las patologías y distorsiones del poder, sino porque lo que se desmonta es el sistema de complicidades que homologó pedigrís e ideologías para convertir durante 36 años al país es botín de complacientes cleptócratas meretrices vendepatrias.

Durante el paso de Peña Nieto por la presidencia del país se mandó como representante consular a Barcelona al gobernador Fidel Herrera Beltrán. Una investigación periodística coordinada por Forbidden Stories (Historias Prohibidas), un grupo que sin ánimos de lucro se aboca a continuar con el trabajo de periodistas asesinados, ha retomado el tema de la violencia de los cárteles mexicanos, incluyendo el asesinato de reporteros en el estado de Veracruz. Asesinatos impunes a los que se les dio el tratamiento habitual: enturbiarlos al punto de que el tiempo pasara y al final pasara nada. Peña Nieto mandó al ex gobernador Herrera Beltrán como representante consular a Barcelona, la investigación destaca el testimonio de diplomáticos de carrera que explícitamente pedían no se les fotografiara con el singular compatriota habitado como cónsul.

Herrera se movía "como un sheriff" en Barcelona, se explica en el reportaje: "siempre se movía en una cápsula. Con una furgoneta detrás, otra delante y con él en el centro. Si iba a un restaurante se inspeccionaba antes".

Sus guardaespaldas fueron pronto conocidos en la ciudad como los "hombres de negro" por los trajes oscuros que siempre vestían. Sobre bases casi diarias, aparece información, ya sea de origen gubernamental o periodístico, que fortalece la hipótesis de que durante 12 años (la suma de los gobiernos de Calderón y Peña Nieto) el Estado mexicano fue, en los hechos, un narcoestado deliberadamente administrado por el Presidente en funciones.

Eso, además de crimen organizado, es traición. De ese tamaño es la corrupción neoliberal.

Las fotos del día