Alertan colectivos por incremento en cifras de feminicidios en Región Altas Montañas
noviembre 26, 2020 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- La pobreza y la ignorancia legal se suman a los agravantes que ocasionan feminicidios y agresiones contra las mujeres. En la Región Altas Montañas estas cifras –señalan diferentes agrupaciones defensoras de los derechos humanos– alcanzan los 142 casos documentados; la zona de Orizaba se mantiene como la que encabeza las estadísticas en el estado. Este miércoles marcharon por las calles de la ciudad.

Luz María Reyes Huerta, representante del colectivo Marea Verde Altas Montañas, hace un recuento de las estadísticas en la materia, que de inicio considera alarmantes: "las cifras que se tienen de feminicidios en lo que va del año en el estado son elevadísimas, llegan a los 142 casos, aunque, por ejemplo, otras organizaciones como el Observatorio de la Universidad Veracruzana (UV) indica que son 74; sin embargo, la violencia contra la mujer es una acción que no cesa, por el contrario, va en aumento".

"En todo este escenario, la región central del estado que comprende los municipios de la zona urbana, como los de la sierra de Zongolica y del Pico de Orizaba, se colocan en los primeros lugares del territorio estatal por su número de casos, tanto de agresiones físicas y sexuales como por el número de feminicidios, aunque las [ciudades] que más los reportan son Veracruz y Xalapa […] Lo peor es la escalada de saña en cada caso de mujeres, a quienes se ha quitado la vida", destacó.

Pese a este problema, hay un grave crecimiento de los feminicidios por el tema de la impunidad y el tratamiento que la autoridad investigadora da a las denuncias penales que hay en contra de agresores identificados y señalados, pero a los que, simplemente, no se les castiga: "siempre recalco esta parte de que es la impunidad la que ocasiona que se incrementen los niveles de violencia y se llegue a esa saña, el agresor percibe que puede disponer del cuerpo de las mujeres y no va a pasar nada", advierte.

"Las estadísticas estatales indican que de 2014 a 2019 solo habían llegado a judicializarse un 20 por ciento de las carpetas de investigación por feminicidio, eso habla de impunidad", revela.

En las zonas indígenas de la región central del estado, el problema es más grave pero ahí se debe a la ignorancia legal en la que caen las víctimas, muchas de ellas ni siquiera saben de la existencia de una Fiscalía Especializada y mucho menos de que existen caminos legales para defenderse de las agresiones y maltrato del que son objeto.

Este miércoles, integrantes de diversos colectivos feministas marcharon en protesta por las calles de la ciudad de Orizaba, con el objetivo de visibilizar el problema de la violencia contra las mujeres y la impunidad por la que transitan los mismos casos. El próximo domingo continuarán las actividades referentes a este tema.

Las fotos del día