La población pobre pone los muertos y desempleados en la crisis sanitaria: FPR
noviembre 24, 2020 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- Las clases más pobres del país son las que ponen los desempleados y muertos por la crisis de covid 19. En los 10 meses de pandemia el despido de personal, cierre temporal y definitivo de fuentes de empleo se incrementaron hasta en 50 por ciento con respecto al año pasado, manifestó Jesús Gutiérrez, dirigente del Frente Popular Revolucionario (FPR).

Reiteró en que la clase media baja es la más afectada por los efectos tanto de salud como económicos, "la crisis económica y sanitaria que se vive en todo el planeta ha dejado consecuencias lamentables para los trabajadores de todo el mundo y de nuestro país, como despidos masivos de trabajadores, reducción de salarios y elevación del grado de explotación laboral.

Comentó que a este escenario se le debe sumar la falta de condiciones sanitarias para atender a trabajadores afectados por el covid-19 y que por necesidad se mantienen laborando exponiéndose ellos y sus familias.

Mencionó que una de las expresiones de la crisis económica que se vive actualmente es la inseguridad y la violencia que se vive en México y en especial en la región Altas Montañas, "se vive uno de los años más violentos en México y en particular en Veracruz además que mucho de ellos fallecieron a consecuencia de la pandemia, al no tener acceso a los servicios de salud necesarios".

"La violencia doméstica, feminicida y política son las expresiones desdeñables de la degradación del sistema actual. Miles de jóvenes y trabajadores son arrojados a las filas del desempleo y encuentran en la delincuencia común y organizada una rendija para subsistir, una salida obligada a causa de las malas políticas gubernamentales", planteó.

Sostuvo que los funcionarios de Veracruz están más preocupados en asegurar los megaproyectos y grandes negocios de los ricos que por atender las necesidades de los trabajadores del campo y la ciudad, "esto se refleja en la situación grave que se vive en cuanto a seguridad y justicia".

Mencionó que el problema de la inseguridad y desapariciones no es novedad en la zona central del estado, "está la desaparición de Gabriel Antonio Gómez Cañas, en 2011 al salir del plantón que mantenían el FPR en el parque Apolinar Castillo. Hasta hoy la fiscalía mantiene total hermetismo sobre la desaparición del camarada".

Expuso que el ayuntamiento de Orizaba también persigue a adversarios y críticos, "nos queda claro que como organización enfrentamos una guerra de clases y no daremos marcha atrás en la lucha de los trabajadores y los pueblos oprimidos de Veracruz y del país".

Las fotos del día