El poder de la unidad política
noviembre 24, 2020 | Esteban Ramírez Zepeta

Dicta nuestra Declaración de Principios que "Morena forma parte de las luchas del pueblo de México, en defensa de la soberanía, el patrimonio colectivo, la dignidad, la justicia, la democracia y el bienestar del pueblo. Luchamos por nuestra independencia y defendemos la soberanía nacional. Somos solidarios con las luchas del pueblo mexicano. Rechazamos cualquier forma de opresión: el hambre, la pobreza, la desigualdad, la exclusión social y la explotación. Nos oponemos a las violaciones a los derechos humanos y a la corrupción gubernamental. Luchamos contra la violencia hacia las mujeres y contra cualquier forma de discriminación por razón de sexo, raza, origen étnico, religión, condición social, económica, política o cultural. Morena promueve la participación política en igualdad de oportunidades y equidad entre mujeres y hombres. Estamos contra toda forma de imposición y autoritarismo y cualquier acto que pretenda usurpar la libre voluntad del pueblo de México".

Estoy convencido que las líneas ideológicas de este gran partido representan una lucha congruente de todos los días para demostrar en los hechos que somos el pueblo que defiende al pueblo.

La tarea de profesionalizarse en la actividad política nos obliga a establecer un ritmo de capacitación permanente, en donde podamos encontrar un análisis preciso de las coincidencias y divergencias ideológicas con las otras fuerzas políticas.

Nosotros representamos una lucha popular por la consolidación de los derechos sociales que emanan de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Somos una gran organización como Movimiento de Regeneración Nacional, que impulsó grandes transformaciones sociales al haber convencido a la gente que la democracia sí existe, solo es necesario cuidar paso a paso lo que le pertenece al pueblo de México, esa es nuestra identidad de transparencia, gobernabilidad y cultura democrática.

Todas y todos los militantes de Morena tenemos el impostergable compromiso de capacitarnos, de buscar la información, analizarla y traducirla en hechos cotidianos.

Es hacer de la teoría, la práctica permanente de actos nobles libres de todo vicio. La teoría enriquece la práctica, y la práctica hace teoría.

Por esta razón me siento muy orgulloso de ser parte de una gran generación de militantes políticos de Morena, donde mujeres y hombres nos unimos con humildad y valentía para derrocar al sistema político corrupto y que aún sigue demostrando lo podrido que están por sus ambiciones sin escrúpulos.

Solo es necesario entender que cada uno de los principios ideológicos que fomentan como PRI, PAN y PRD son completamente antagónicos, representan fuerzas adversas que han luchado encarnizadamente, a lo largo de la historia de México, hasta llegar al grado de la violencia o crimen político.

Cómo olvidar la intensa lucha del Partido Acción Nacional en contra del Partido Revolucionario Institucional desde 1939, y fue hasta el año 2000 cuando llegaron al poder, después de ser víctimas de persecuciones, espionaje y violencia.

Cómo olvidar el sufrimiento del PRD tras la pérdida y desaparición de miles de militantes que lucharon en contra de Carlos Salinas de Gortari y su imposición de un sistema neoliberal, que forjó la mayoría de la pobreza que hoy atravesamos.

Parece que ya se les olvidó que tanto el PAN y el PRD representan dos líneas antagónicas, inclusive han sido enemigas a muerte, porque han ocasionado guerras internas con tal de mantener el poder entre conservadores y liberales.

Ya se les olvidó que son títeres de las circunstancias políticas, que solo por el poder y dinero son capaces de estrechar sus manos y decirse palabras solidarias. Al pueblo no se lo olvida que el PAN y el PRD son radicalmente enemigos ideológicos y políticos, ¿dónde están las y los militantes que lucharon frontalmente y con todo su valor en contra de sus ideologías, el PAN contra el PRD y el PRD contra el PAN? Y como oposición, cada uno por su lado, pelearon radicalmente con sudor, lágrimas y sangre en contra del Partido Revolucionario Institucional. Hoy son almas de la caridad que se unen. ¿Por qué?

Solo sabemos que ya se están repartiendo las candidaturas de Veracruz, como un botín, nada más, sin pensar en la gente.

Hoy quieren ser los redentores de la democracia, aparentando una lucha unida, en contra de un gobierno que les arde porque ni unidos obtendrían los votos que legitiman a Morena.

La manipulación informativa que ellos promueven nos hace entender que este es el momento más difícil en el que debemos mantenernos firmes y decididos, con mayor compromiso con la verdad.

Morena tiene un sentido democrático que hace historia y se compromete a servir a México.

Así fue como lo expresé respetuosa y cordialmente al presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Mario Delgado, a quien tuve la oportunidad de manifestarle personalmente mi aspiración de servir a mi partido desde la dirigencia estatal, y tras una conversación amena, cordial, solidaria y de profundo análisis, llegamos a la determinación de trabajar unidos por la unidad de todo el partido, enfatizando que los tiempos se tienen que cumplir en el precepto más puro de la democracia.

Pude constatar madurez política, sensibilidad social, conocimiento y respeto a todos los proyectos que pertenecemos a Veracruz.

Me manifiesto plenamente convencido de que este es el momento para fortalecer el camino de nuestro destino político a través de la capacitación, profesionalización y activismo político, a fin de preparar a las mujeres y hombres para el debate y la acción social.

Establecer una agenda política en la que se distinga la juventud, las mujeres y los adultos mayores. Nuestra base estratégica es caminar casa por casa, calle por calle, colonia por colonia, comunidad por comunidad y municipio por municipio.

Porque las mujeres son base fundamental de esta estrategia política, por su capacidad de organización y responsabilidad, es que reafirmo mi absoluta confianza en nuestra secretaria General, Citlalli Hernández Mora, con quien ya había tenido la oportunidad de intercambiar impresiones e identificar su visión de México.

Soy un militante convencido de que para este momento el mayor compromiso es mantenernos unidos, activos y humildes, siendo el ejemplo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la guía de esfuerzo que debemos respaldar en torno a la Cuarta Transformación. Solo con unidad y organización lo lograremos.

Las fotos del día