Ganan los partidos; pierde la ciudadanía
noviembre 22, 2020 |

En una polémica decisión que al parecer se sujetó a consideraciones políticas y visiones obsoletas de que para hacer realidad el juego electoral y la constitución de un sistema democrático consolidado los partidos, órganos electorales y sus numerosas burocracias requieren de muchísimo dinero para funcionar, la Sala Regional Xalapa revocó el 20 de noviembre la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEV) emitida el 22 de octubre del presente año, así como el acuerdo CG051/2020 del Organismo Público Local Electoral (OPLE), con los que se aprobó la distribución del financiamiento público de las organizaciones políticas estatales para el periodo del primero de agosto al 31 de diciembre de 2020.

El órgano electoral revocó la aprobación que hizo el Congreso de Veracruz para la reducción del financiamiento a partidos políticos, tanto nacionales como locales, para efectos de las elecciones que se organicen en el estado.

Aquel dictamen –que reformó diversos artículos de la Constitución del estado en materia política-electoral– fue aprobado en mayo del presente año con la expectativa de que el estado ahorraría hasta 177 millones de pesos anuales, cifra que se destinaría a contener los efectos de la pandemia, invertir tales recursos socialmente y al fortalecimiento de la Secretaría de Salud. Según el decreto, la magistrada y los magistrados de la Sala "consideraron incorrecto que el TEV no atendiera los planteamientos de inaplicación del citado artículo transitorio que le fueron formulados, a partir de la justificación de que se encontraba impedido para realizar el control concreto de constitucionalidad, debido a la promoción de diversas acciones de inconstitucionalidad contra el mismo artículo que hicieron partidos políticos del estado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación".

Es decir, los magistrados interpretaron que con la reforma electoral, los derechos de los partidos políticos –que promovieron amparos en el órgano jurisdiccional– fueron agraviados al proponerse la reducción del financiamiento público, por lo que ordenó al OPLE hacer "las gestiones necesarias para reintegrar los montos disminuidos a los partidos políticos estatales y los ajustes necesarios para reestablecer la situación presupuestaria vigente, antes de la aprobación del acuerdo controvertido".

Con lo anterior, los partidos y sus burocracias recuperarán importantes sumas para financiar sus actividades y su "lucha" electoral, en tanto que la emergencia por la pandemia comienza a adquirir su forma más perniciosa y de afectación a la ciudadanía.

Las fotos del día