Sociedad y Justicia

Hallan a ejecutados en carretera de zona sur; familias levantan cuerpos

noviembre 20, 2020

Coatzacoalcos, Ver.- Dos personas fueron asesinadas en el municipio de Hidalgotitlán y sus cuerpos recuperados por sus propios familiares; en Coatzacoalcos, colectivos lanzan alerta para lograr la identificación de una mujer encontrada en zona de pantanos.

El sur de Veracruz sigue en una escalada de violencia, pues este jueves se localizó sin vida a dos varones con huellas de tortura que fueron ejecutados sobre el tramo carretero de la comunidad de Arroyo La Palma, en Hidalgotitlán.

Los cuerpos que mostraban huellas de golpes y cortes fueron dejados expuestos sobre la carretera, por lo que sus familiares los retiraron para velarlos antes de que arribara personal de la Fiscalía General del Estado (FGE).

De acuerdo con reportes extraoficiales, ambos fueron levantados la noche de ayer en la comunidad de San José, cerca del lugar donde se encontraron sus restos.

En Coatzacoalcos, una vigilante resultó lesionado tras ser víctima de un intento de asalto en los bajos del Puente Caracol.

Esta persona identificada como Gabriel R.S. fue interceptada por personas armadas. Tras bajar de un taxi en el citado puente y resistirse al asalto, le dispararon en varias ocasiones al pecho. Fue trasladado en su unidad al Hospital General de Zona número 36 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); su estado de salud es grave.

Colectivos apoyan a identificación

Colectivos del municipio de Coatzacoalcos difundieron rasgos de una de las dos mujeres que fueron encontradas en un predio de la colonia Fidel Herrera, en la zona de pantanos.

El colectivo Madres en Búsqueda Coatzacoalcos señaló que el cuerpo encontrado estaba en avanzado estado de descomposición pero tenía cuatro tatuajes que podrían ayudar a la identificación del cuerpo: uno en forma de mariposa, a color, en región escapular de lado derecho; otro con el nombre "Adrián" en región pectoral, a la altura del seno; otro con el nombre "Eddi Adrián" en brazo derecho, en parte interna a la altura del codo; y una silueta de un arma larga.

Cabe destacar que el cuerpo de la mujer permanece en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en espera de ser identificado, y difunden la información para evitar que pueda ser inhumado en una fosa clandestina.