Política

"Los pobres siempre pagan, los que no pagan son los ricos": delegado federal

noviembre 19, 2020

"Nosotros confiamos: Los pobres pagan", fue la respuesta a pregunta expresa del delegado de la Secretaría de Bienestar, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, quien dijo que aquellas personas que obtuvieron créditos a la palabra empezaron a pagar al gobierno federal.

En el marco de la declaración del titular de Desarrollo Social, Guillermo Fernández Sánchez, quien aseguró que mil pesos alcanzan para una despensa familiar que dura 15 días, ahora el delegado aseguró que confían en que las personas van a pagar el dinero que se prestó durante la contingencia sanitaria.

"Los pobres siempre pagan, los que no pagan son los ricos", reiteró el funcionario quien mencionó que tiene un 70 por ciento de recuperación de los créditos.

En entrevista en la comparecencia del titular de la Secretaría de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, el funcionario federal refirió que la pobreza no se va a erradicar en dos años, sin embargo, para atender la contingencia se implementaron tres programas: Créditos a la Palabra, Vivienda Emergente y Trabajo Temporal.

"Pasamos de 60 mil a 116 mil Créditos a la Palabra de microempresas familiares con 25 mil pesos, y cuatro meses como periodo de gracia y con posibilidad de dar más créditos. Y para oficios, de 45 mil que se crearon 43 mil ya tienen el apoyo", mencionó.

En retenes de SSP extorsionan

a los ciudadanos: Fredepo

Integrantes del Frente de Defensa Popular (Fredepo) se manifestaron a un costado de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para denunciar que en los retenes detienen a los ciudadanos que viajan en sus automóviles "para extorsionarlos, les exigen que paguen mordidas" a cambio de dejarlos ir, sin imponerles infracciones.

El líder de Fredepo, Ricardo Rojas expuso: "En los retenes, aunque no cometas infracción, te paran, y si te quieres ir, te exigen que les des 300 o 500 pesos; si te falta un documento, piden 3 mil o 5 mil pesos; esos retenes con alcoholímetro sirven para infraccionar a los conductores, porque a la fecha no hemos sabido que en un retén hayan detenido delincuentes, o vehículos con sicarios: Ellos se ponen a fregar a la gente", expuso.

Dijo que si los ciudadanos no acceden pagar la mordida, entonces los agentes de Tránsito llaman a las empresas de grúas y se llevan los carros a los corralones, lo que representa un gasto mayor para el automovilista: "Si no quieres darles la extorsión, llaman a la grúa, que están en contubernio con los directores de Tránsito, que cobran mil 500 pesos por llevarse el carro, y todavía tienen que pagar la multa más el arrastre", aseguró.

Refirió que los retenes se ubican en las colonias de la periferia y en las entradas a la ciudad de Xalapa, para detener los camiones y automovilistas de bajos recursos: "Un canijo que gana mil pesos a la semana, anda con su carrito trabajando y le ponen de multa 3 mil pesos, es inhumano lo que hacen los agentes de Tránsito y Policía Vial", finalizó.