Política

Neoliberalidades

noviembre 13, 2020

La Fiscalía General de la República describió a Enrique Peña Nieto como la "cabeza de un aparato de poder criminal" que utilizó a Luis Videgaray y a Emilio Lozoya para recibir sobornos de Odebrecht y destinarlos a delitos electorales, el periodico Reforma filtra que se le acusará de traición a la patria, el resto de los encabezados nacionales dan relevancia a otros temas también muy relevantes. Desde que en el sexenio de Peña Nieto se relegó el proyecto contra las inundaciones en Tabasco hasta poner en duda los recursos de las vacunas, las consecuencias de una acusación así a EPN serán mayúsculas para el sistema completo de convivencia nacional. Implica un mega proceso en el que se revisarán los mecanismos de toma de decisiones del sexenio pasado y muy probablemente se enfila seriamente hacia el juicio integral al régimen neoliberal. Las consecuencias económicas para el país también serán muy importantes, porque implica recuperar parte significativa de lo robado. Pero más allá de eso, que es sustantivo, sugiere que el gobierno, en medio de la emergencia que viven Tabasco y Veracruz por las inundaciones y de que la presencia del crimen organizado atomizado sigue alimentando la violencia —se asesinó a Florisel Ríos, alcaldesa de Jamapa— apunta a que habrán de juzgarse con dureza a los criminales que conspiraron para enriquecerse enajenando los intereses del país y sus habitantes. Esto es, por traicionar a la patria. Este espacio editorial ya lo ha mencionado en varias ocasiones. Para juzgar a alguien por este concepto no se precisa de mayor trámite previo. Si es o no una filtración con fines de aviso es irrelevante. No hay lugar en el mundo donde EPN pueda esconderse indefinidamente. Juzgar a Peña por traición implica enjuiciar al régimen neoliberal completo; desde que en 1982 llegara al poder Miguel de la Madrid, impuesto por el FMI y el BM luego de que José López Portillo nacionalizara los bancos.

La pesadilla neoliberal se cimentó no con Carlos Salinas a finales de los 80 y los 90, sino mucho tiempo antes: desde que en 1971 Estados Unidos con Richard Nixon como presidente abandonó la paridad del dólar con el oro, base de la estabilidad y progreso económicos vividos durante las tres décadas siguientes a la Segunda Guerra Mundial.

La pandemia y la aproximación emprendida por el gobierno mexicano para enfrentar y mitigar el impacto de la recesión económica en las economías familiares apuntan al reconocimiento del imperativo de referir las monedas mundiales a un valor de cambio estable, con valor sin ser una mercancía de uso corriente. Es decir, el oro.

Volver al patrón oro devolverá la estabilidad en los intercambios económicos mundiales y orientará las prioridades económicas a la creación de riqueza material, bienes de consumo y servicios, energías renovables, y atemperar la compulsión por la especulación en bolsa basada en la invención de dinero ficticio que son los instrumentos financieros a futuro.

No es nada menor la propuesta mexicana para superar la crisis mundial, de ahí que la prensa neoliberal mundial sea tan negativa contra el actual gobierno mexicano que, a pesar de la austeridad personal y su alta popularidad dentro del país, casi sin excepción es sumamente crítica sobre el Presidente de México, sus políticas y los resultados de su administración hasta la fecha. Esto es cierto para reporteros, editoriales y columnistas de opinión. El Wall Street Journal, El País y el New York Times han sido especialmente críticos con lo que llaman "fallas" del Presidente López Obrador en su manejo de la pandemia de covid-19. Desde el principio han señalado fallas de su estrategia contra el narcotráfico, "inconsistencias" en la lucha contra la corrupción y los "resultados económicos mediocres".

Es curioso, casi el mismo fenómeno que con el presidente estadounidense Donald Trump, que desde la derecha impresentable, también es opuesto al neoliberalismo.

Para documentar el optimismo del respetable, aquí, unos encabezados de notas en la prensa neoliberal estadounidense: "A New Revolution? Mexico still waiting as Lopez Obrador nears half-year mark", The New York Times; y "Mexico’s polarizing president presides over rising violence, flailing economy," The Wall Street Journal.