Restricción por Día de Muertos no impide la aglomeración en mercados de Poza Rica
noviembre 01, 2020 | Édgar Escamilla y Agencias

Poza Rica, Ver.- La restricción del acceso a panteones para evitar la aglomeración de personas y con ello el riesgo de contagio de covid-19 dejó vacíos los camposantos. En contraste, las medidas sanitarias no impidieron que la población abarrotara los mercados para comprar los productos necesarios para conmemorar Día de Muertos.

Desde temprana hora, miles de personas entraban y salían del centro de la ciudad de Poza Rica, donde se encuentran cuatro de los nueve principales centros de abasto; las calles, libres de la circulación vehicular, lucieron multicolores a causa de las flores de cempasúchil, mano de león, palmillas, hojas de plátano, ollas de barro y demás artículos propios de la temporada. Previamente, el ayuntamiento de Poza Rica había tomado la determinación de restringir el acceso a los panteones municipales, donde cada año la población confluye para convivir con sus seres queridos fallecidos.

Esta vez los cementerios lucieron vacíos. Para los vendedores de flores fue un día como cualquier otro, pues no se dio la afluencia esperada y por lo tanto no representó para ellos una derrama económica. Sus servicios solo estarán disponibles para inhumaciones. No obstante, los compradores y comerciantes no respetaron la sana distancia y se aglomeraron alrededor de los mercados, sin que la autoridad sanitaria hiciera algo para impedir la concentración de personas. En lo que va de la contingencia sanitaria, en Poza Rica se han reportado mil 875 casos positivos, de los cuales 292 han perdido la vida. Este año las familias tendrán que recordar a sus muertos desde casa, incluidas las más de 91 mil 289 defunciones que se han dado a causa del nuevo coronavirus.

Con cierre de panteones se evitó foco de infección

Con el cierre de los panteones municipales se evitó la concentración diaria en un solo espacio de hasta 5 mil personas, lo que representaría "un grave foco de infección" a causa de la pandemia, informó el regidor décimo primero del ayuntamiento de Xalapa, Francisco Javier González Villagómez. Refirió que los ciudadanos sí acataron la invitación de ir a visitar a sus muertos en las últimas tres semanas de octubre, dado que cerrarían los días de festivos. "Afortunadamente acataron, la gente sí va al panteón pero no muchos, la intención fue que adelantaran visitas o bien retrasaran, porque nos preocupaba el reporte de Protección Civil (PC), según el cual se concentran hasta 5 mil personas en un solo día, así que abatimos aglomeraciones", explicó.

El regidor comentó que en días pasados los ciudadanos acudieron a los panteones municipales de Palo Verde, 5 de Febrero y Bosques de Xalapa para hacer limpieza en las tumbas y se retiraban, no se quedaban a convivir en familia como en años anteriores. Con respecto al Panteón Xalapeño, bajo la administración del gobierno de Veracruz, el regidor comentó que fueron suspendidas las actividades del 25 de octubre al 3 de noviembre. "El gobierno del estado toma sus propias decisiones pero nosotros a través de Comercio [monitoreamos] la venta de flores, sí se les deja vender a los que siempre están, por ejemplo, en el Panteón Xalapeño hay tres o cuatro vendedores".

Producción de coronas se redujo a la mitad

Desde los siete años, Pedro aprendió el oficio de hacer coronas junto a su madre; desde hace más de 40 años se dedican a la venta de estos arreglos en temporada de Todos Santos. En una temporada normal los preparativos empiezan desde agosto y en promedio la familia elabora hasta 400 coronas floridas de papel, de foamy y de cera, pero este año fue atípico.

La pandemia de covid-19 que ha dejado en Veracruz 4 mil 900 defunciones y 36 mil 908 casos acumulados cerró la posibilidad de ventas desde marzo, cuando se ordenó el confinamiento. Para la temporada de Todos Santos, el gobierno de Veracruz emitió una serie de lineamientos estrictos, por lo que solo 90 de los 212 ayuntamientos mantendrán los cementerios abiertos.

Pedro asegura que previendo la situación, para la temporada "fuerte" de Todos Santos solo elaboraron 100 coronas, que oscilan entre 50 y 300 pesos, las más elaboradas. "Previendo que los panteones iban a estar cerrados hicimos la mitad de la producción, aun así, vea usted, se nos está quedando la mayoría". Junto con su esposa aprovechó este viernes que fue el último día que el panteón en Banderilla abrió sus puertas, después tendrá que vender el remanente de coronas en los puestos de otros mercados.

Las fotos del día