Política

Encuestas, legitimidad de la presencia social

octubre 27, 2020

"Exigimos unidad entre toda la militancia de Morena-Veracruz, a fin de consolidar una dirigencia estatal legítima y legalmente establecida, que lleve las riendas político-electorales con decisiones horizontales, sustentadas en el consenso y la participación ciudadana. Nunca con la imposición y el divisionismo".

Estas son las palabras que he recogido de las mujeres, hombres, jóvenes y adultos que se acercan a mí en cada uno de los municipios veracruzanos en los que he tenido el privilegio de caminar, para escuchar de cerca y conocer a detalle la visión de la verdadera fuerza del partido Morena a través de su militancia.

Soy un militante convencido de que podemos servir desde cualquier espacio, pero cuando se tiene vocación de servicio con visión de futuro, se asumen retos y se enfrentan adversidades para poder dirigir un grupo de personas, cuya coincidencia es nuestro profundo amor a México con honestidad y honradez. Es cuando surge la firme voluntad de dirigir un proyecto transparente y de buenos resultados.

En los recientes días allá en Jáltipan y Moloacán, Veracruz, durante la reunión sostenida con la militancia hice un llamado para "trabajar unidos y organizados de cara al proceso electoral que está por venir, para no repetir los resultados de Coahuila e Hidalgo porque si bien las elecciones se ganan con votos "primero hay que organizarnos, porque los votos son la confianza ciudadana y la organización inspira confianza y solo así se logran muchos sufragios solo si estamos unidos".

Afirmé frente a la militancia que la encuesta a nivel nacional para definir la dirigencia del partido nos permitirá trabajar con quien haya trabajado junto al Presidente en la construcción de un país más justo y democrático, convirtiéndose en un actor importante en la vida política del país.

Así como se hizo a nivel nacional hoy pedimos que la determinación de la dirigencia estatal en Veracruz sea a través de una encuesta, transparente y profesional, que permita recoger una percepción social madura y objetiva que demuestre que la ciudadanía participa a través de su opinión y que tiene confianza, en primer lugar, en un gran partido como lo es Morena.

En Tatahuicapan y Texistepec hice énfasis en que es importante la unidad y la organización para no retroceder en el avance democrático que hemos alcanzado con la Cuarta Transformación, la que representa transparencia, honradez y honestidad en el manejo de los recursos públicos. El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador ha marcado la pauta de la diferencia que existe en la forma de gobernar y Morena debe seguir su ejemplo.

El triunfo del PRI en Hidalgo y Coahuila no representa un retroceso de Morena, solo es la demostración de la excesiva fuerza del poder público cuando gobiernan, con su ingeniería electoral, sus nuevas formas de fraudes, así como el manejo del recurso público para garantizar sus triunfos. Solo nos da muestra que mientras los partidos corruptos como el PRI siguen gobernando, no tendrán límites para imponerse a través de la manipulación, mentira, compra de votos e imposición de candidatos.

Sin embargo, sí son señales de que en el resto del país, en los 30 estados de la República restantes, Morena debe permanecer unido y bien organizado para demostrarle al pueblo que sabemos cumplir nuestra palabra.

El Comité Estatal de Morena no espera, actúa. Por ello me solidarizo plenamente con Yair Ademar y Ángel Echevarría, integrantes del comité, como un humilde militante a fin de iniciar las tareas organizativas de los jóvenes interesados en apoyar desde la base a la Cuarta Transformación así como de activar todos los comités y órganos municipales y distritales de cara a las siguientes elecciones. Tenemos que trabajar para estar en condiciones de que la militancia dé la batalla en 2021 y 2024. Y lo vamos a lograr. Por ello debemos avanzar en la organización y la unidad.

Por lo anterior manifiesto abiertamente mi firme determinación de seguir buscando la dirigencia estatal de Morena. Con lo que he recorrido y escuchado en los municipios de Veracruz sé que el camino no es fácil, que al interior no existen enemigos, solo somos aspirantes de una misma responsabilidad. Al final quien quede debe sumar a todas y todos para que nos entreguemos a la tarea de capacitarnos y profesionalizarnos a fin de estar listos en el próximo reto electoral.

Consciente estoy de que, si no llegara a favorecerme el resultado de una encuesta, me sumaré al trabajo del compañero o compañera que gane la dirigencia. No se trata de personas sino que se trata del proyecto de la Cuarta Transformación y del licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Morena en Veracruz está más vivo que nunca, así lo manifesté públicamente en Juchique de Ferrer y Nautla, porque las personas que confiaron en la Cuarta Transformación están convencidas que las redes de corrupción y complicidades no se desbaratan de la noche a la mañana, son procesos que exigen precisión y valor. El gobierno actual representa un llamado al orden, a la congruencia y a la paz.

Ya estamos hartos de las mentiras y los abusos de poder de las personas que han gobernado con el PRI y el PAN.

La historia lo demuestra y este es el momento de no dar ni un paso atrás.

Vamos a demostrar que Morena Veracruz está más viva que cuando iniciamos como partido político. Hechos; no palabras.

Por otro lado, debemos dejar atrás las ideas de imposición o designación directa. Sin duda el método debe ser abierto y democrático, así lo dije en Tepetzintla y Tihuatlán.

Es importante que el próximo dirigente estatal sea alguien que trabaje codo a codo con la militancia y se deje de lado los liderazgos de oficina.

En Tamiahua y Tampico El Alto tuve la oportunidad informar que nuestro compañero Mario Delgado resultó ganador de la encuesta para elegir a la presidencia nacional de Morena y expresé un llamado para que se promueva en el estado el mismo procedimiento para elegir al dirigente de Veracruz. Pedimos congruencia entre el decir y el actuar, y tal como se pronunció por una encuesta a nivel nacional, lo haga a favor del mismo método para decidir el rumbo de Morena en Veracruz.

En Ixhuatlán del Café escuché con atención la voz de la militancia y establecimos como un compromiso impostergable que debemos impulsar la democracia con pasos firmes y decisiones concretas para que a través de la encuesta se defina la dirigencia y después organizar la estrategia para fortalecer al partido y debilitar a la corrupción.

Que quede muy claro. Morena necesita a líderes comprometidos con la militancia y con el trabajo a ras del suelo. Yo siempre he trabajado de la mano de la militancia, hemos trabajado en pro de las causas justas y nunca me ha gustado que maltraten o que se sientan por encima de las demás personas, independientemente de quién tenga la razón.

En síntesis, me he preparado para enfrentar los retos con un gran equipo de trabajo, en unidad, con respeto y humildad, con la seguridad de que somos un proyecto de futuro con la esencia del presente para consolidar los cambios verdaderos.

Gracias, muchas gracias a todas y todos los militantes que me acompañan en este llamado de unidad y organización.