Política

A operación licuadora, más de 860 mdp de Juegos Centroamericanos

octubre 22, 2020

El gobierno de Veracruz, encabezado por Fidel Herrera Beltrán y luego por Javier Duarte de Ochoa, ejerció de manera irregular el Fideicomiso de los Juegos Centroamericanos y del Caribe; justa que resultó un desastre deportivo, financiero y mediático.

En la conferencia mañanera, José Antonio Álvarez Lima, director de Canal 11, denunció que 867 millones de pesos, que corresponden al 40 por ciento del monto total del fideicomiso, fueron manejado de manera irregular en la construcción de la infraestructura que no se logró al 100 por ciento.

El fideicomiso se creó en 2009, en el último año de la administración de Fidel Herrera Beltrán, y a pesar de que la aportación mayoritaria fue del gobierno federal –con mil 873 millones de pesos– se dio de manera indebida el ejercicio del gasto al gobierno estatal que solo aportó 80 millones, correspondientes al 4 por ciento de los fondos utilizados.

El dinero, acusó, se metió a la mal llamada licuadora, una cuenta concentradora de la que se dispuso de manera discrecional y arbitraria, hecho que observó en su momento la Auditoría Superior de la Federación (ASF). "El objeto de este fideicomiso fue la construcción, desarrollo y remodelación de la infraestructura de Veracruz para la [celebración] de los Juegos Deportivos", aclaró.

El total de los recursos ejercidos (867 millones de pesos) no se sabe cómo se gastó, pues no existe ninguna documentación y la mayoría de las obras se entregaron inconclusas, algunas no se erigieron.

Se destinaron montos exagerados para obras faraónicas, como el palco del estadio Luis Pirata Fuente, la remodelación del Centro de Negocios del World Trade Center de Boca del Río; tampoco se hizo una evaluación técnica de obras por 684 millones de pesos.

Además, se adjudicaron mil 308 millones de pesos sin apego a los requerimientos normativos del gobierno federal.

Afirmó que no se terminaron las Villas Centroamericanas, por lo que los deportistas y entrenadores debieron hospedarse en hoteles de paso; tampoco se concluyó la remodelación del estadio Luis Pirata Fuente, la Arena Veracruz, el Centro Acuático; el Pabellón de Frontón; el Estadio de Beisbol Beto Ávila; y la remodelación del Instituto Veracruzano del Deporte (IVD) y de la Pista de Patinaje.