Política

Coahuilongo una elección de Estado

octubre 21, 2020

Toda parecido con la realidad es una mera coincidencia

Reunidos en la casa de campaña, con un mapa del municipio de Sonoreto de los Monteros donde se asientan los poderes del Estado de Coahuilongo como fondo, se reúnen los principales operadores del candidato, quien por cierto no sabe absolutamente nada de política ni de estrategia electoral, tan sólo es un prestigioso empresario de la masa y la tortilla, quien tiene a lo largo y ancho del estado una cadena de tortillerías nombradas "tortillerías Ramírez". Todos solemnes se sientan para escuchar la charla que les dará un representante de la empresa de marketing "el rostro bonito", que contrataron para apuntalar la imagen del candidato Ramírez, quien, por cierto, si bien es cierto, es un empresario exitoso y conocido, también es el clásico ciudadano venido a rico con serios líos de faldas y adicciones, así que hay que crearle una imagen jovial, seria y progre. Una estricta conferencia con diapositivas, estadísticas, imágenes, ejes rectores, que incluye la pertinencia de destacar en el candidato a "el buen padre de familia", complementadas con algunas fotos del candidato con la familia completa con una sonrisa a todo lo que da, en algún parque público.

Más tarde comienza la verdadera reunión para diseñar las estrategias proselitistas y de captación de votos, ahora ampliada con "lideres" de colonias, gremios, sindicatos, estudiantiles y asociaciones civiles, entre otros. El coordinador de campaña, un tipo versado y ducho en llevar campañas políticas y con un currículum vitae intachable, toda su vida ha vivido del presupuesto público, el clásico camaleón que ha pasado de grupos político a grupo político sin el menor aspaviento, carismático, con un gran dominio de la información y capaz de recordar al insignificante Don Chencho líder de la colonia progreso, y poder recitar sin ningún problema los nombres de cada uno de los jefes de manzanas y agentes municipales.

Se para frente a todos, y le pregunta a cada uno sus cuotas de votos comprometidos, es decir, la gente que pueden movilizar el día de la votación, sus necesidades (propaganda, insumos, transporte, dinero, etc.), e inmediatamente los pasa de forma ordenada por su sobre de dinero de su semana, que por cierto, nadie está ahí por convicciones ideológicas, es más ni saben de ideologías, y así sucesivamente pasan con el responsable de propaganda, insumos, transporte, y con el de finanzas, que hoy tiene un complemento especial, tarjetas bancarias con depósito de 2000 pesos cada una, estas son para la compra de votos, estas son entregadas en privado de forma discreta y sigilosa.

Alrededor de las 8 de la noche del ajetreado día, el coordinador de campaña con su séquito se reúne con el responsable electoral para cerciorarse y confirmar que se cuenta con los representantes generales y de casilla del partido, la logística para alimentar a la red de representantes, y claro su correspondiente paga. Al ver que todo está en orden da por terminada la reunión, no sin antes felicitar al coordinador electoral, a quién palmea en el hombro y le recuerda que su lugar está asegurado en algún puesto gubernamental.

Pero el día no termina, de ahí se va a una reunión con el candidato en un hotel que rentaron en su totalidad como parte de la estructura operativa de campaña, el candidato los recibe con una amplia sonrisa seguro que su inversión valdrá la pena, el presupuesto municipal es uno de los más grande de todos los municipios del estado de Cuaihuilongo del pobre país ICNOTL, con más de 60 millones de pobres, que siendo un país con amplias costas al oriente y occidente, con bastos recursos naturales, y con recursos humanos inagotables, desgraciadamente por la corrupción transexenal de la clase política que la ha saqueado, sigue siendo considerando eufemísticamente un país en vía de desarrollo, y le garantiza que su inversión se incrementará exponencialmente por obra pública, manejo de la caja chica, etc. Se sienta todos en el amplio privado del hotel, y ahora como fondo tienen la estructura gubernamental del municipio, y raudos ni perezosos, comienzan a "repartirse el pastel", o sea, a ubicar a los activos del partido y a los amigos del candidato en los puestos públicos, Ramírez, sin saber política ni de estrategias electorales, sabe que debe quedarse con puestos claves para sus funestas intenciones, tesorería y obras públicas, así que les advierte que esos puestos no están a discusión. Después de la larga velada entre copas, botanas, y bromas machistas, y repartidas casi todas las posiciones, tan sólo queda una, la jefatura del archivo histórico, quién nadie pidió ni tomó en cuenta, principalmente porque es un área sin presupuesto, ahí se están apolillando archivos del municipio, algunos con más de 200 años de antigüedad, pero esas riquezas no les interesan, así que el poderoso jefe de campaña le dice a su particular que consiga alguno de sus amigos hipees para que ocupe ese puesto.

Seguros que la maquinaria proselitista funcionará y refrendará el triunfo del partido en los 27 municipios y 17 distritos electorales, pues el aparato del estado invertirá una buena suma del presupuesto público, además se sumará a esto la inversión de un buen grupo de empresarios que ven la oportunidad de la vendetta a la pérdida del poder en las elecciones presidenciales del año pasado, quienes perdieron muchísimo con la llegada de un loco soñador que piensa que se puede aplicar la igualdad, la justicia social y la democracia en un país acostumbrado a la subyugación paternalista, así que se han organizado a nivel nacional para invertir en estas elecciones intermedias a las decisivas del próximo año, sirios y troyanos, rojos y azules, otrora enemigos que se disputaban el relevo del poder público del país, y ahora aliados inquebrantables, unidos con la convicción de volver al poder público a costa de lo que sea.

Como fue, los pronósticos se cumplieron, el partido rojo y no por comunista, arrasa en casi todos los municipios y distritos, entre ellos en el municipio de Sonoreto de los Monteros, donde el candidato Ramírez ve su sueño de ser alcalde de su pueblo natal hecho realidad, festeja ese día a todo lo que da, incluso hasta los extraños y quienes votaron por otras opciones se ven beneficiados del festín, pues mandó a matar una vaca en cada una de las colonias del municipio, acompañado de ríos de cervezas.

Misión cumplida repiten los líderes locales y nacionales del Partido de la Revuelta Insuperada, se ha demostrado que "el pueblo es sabio", eligió a "los mejores hombres y mujeres para hacer realidad la justicia social y el progreso, y combatir eficientemente la crisis sanitaria de la pandemia del coronavirus que vive el mundo, hombres comprometidos con sus ideales y sus convicciones", rezan sus declaraciones, felices y alegres como si hubieran vuelto a ganar la presidencia de la república, cuando menos es la sensación que se les ve en sus rostros y palabras, envalentonados replican unísonos todos los comités estatales y municipales, "estamos de regreso", como aquellos que hubieran presentado la fórmula para atajar el abismal diferencia entre la inmensa mayoría de pobres, y la minoría rapaz que tiene las riquezas de Icnotl, pero no es así, la demostración que hicieron es que sigue funcionando la maquinaria perfecta de una elección de estado. Incluso un acérrimo enemigo los felicita, aunque su partido no hubiera tenido un papel relevante en las elecciones de Coahuilongo, Don Foxiano Coca, "Bien por el PRI (Partido de la Revuelta Insuperada) y el PAN (Partido de la Acción Ninguneada) en Higuera y Coahuilongo. Vamos por todo!! Viva ICNOTL!!)", uno de los principales promotores e inversores de la futura alianza de todos los partidos políticos que se puedan para, y lo dicen así, "sacar a OLMA de la presidencia.

A que conclusión podemos llegar de estas elecciones locales en ICNOTL, en primer lugar, que las fuerzas reaccionarias a la transición democrática no están dispuestas a dejar que ocurra porque eso significa sepultar la cultura de la simulación y corrupción que ha prevalecido en los últimos 30 años, y la insana convivencia entre intereses públicos con los intereses privados, que les ha permitido usar al estado y a los partidos políticos para preservar e incrementar sus riquezas en un país ávido de justicia social.

Que la praxis política sigue careciendo de contenidos, y apuesta a la manipulación y aprovecharse de las necesidades de la ciudadanía, aunque esto corre paralelo con una ciudadanía apolítica y acrítica, complementado un escenario donde desafortunadamente prevalece la falta de corresponsabilidad.

Que, si bien la transición democrática que representa OLMA es una condición ineludible para llegar a un modelo político democrático que resuelva los graves problemas de ICNOTL, esta requiere el acuerdo y la voluntad unánime de todos los actores públicos y privados.

Que el relevo generacional de la insana clase política está ausente, y sigue operando la misma clase política que no ha tenido la capacidad de construir un país democrático que garantice pluralidad y división de poderes púbicos, y eficiencia del estado y sus instituciones para resolver los graves problemas de pobreza, inseguridad y marginación que vive ICNOTL.

A todas luces falta un Proyecto de Nación fundamentado en una nueva teoría política e ideológica, que sostiene el poder público de forma consecutiva, es decir, que las acciones de la función pública estén vinculadas con esta nueva teoría política e ideológica, teniendo la garantía que ésta nueva teoría política e ideológica sea capaz de enfrentar y resolver los graves problemas sociales, de certeza, económicos, educativos, y de seguridad, entre otros, que vive la sociedad mexicana; considerando que no debe entenderse como una posición puramente moral y ejemplar, sino como una perspectiva de ética y de acción que involucre a la sociedad en general.

Que restituir la normalidad de la funcionalidad Institucional del Estado Mexicano no significa la cuarta transformación de México, ni mucho menos un cambio de paradigma de la res pública (cosa pública).

Que el flagelo con que se resume esa inoperancia de la normalidad de la funcionalidad de las Instituciones del Estado Mexicano es y era la Corrupción, que se hizo formar parte de nuestro inconsciente colectivo, de nuestra cultura, "el que no tranza no avanza", y formaba parte de ese metalenguaje privado que operaba sobre el poder público, y que legitimaba de cierta forma el uso personal del poder público y de las instituciones, volviendo inoperante el estado de derecho y el buen funcionamiento de las Instituciones públicas.

Que se presagian malos tiempos, al observar la polarización política y la falta de voluntad y amor a la patria.

No veo una consciencia plena de lo real, de la situación in extremis que vive nuestro país; por lo que estoy seguro que cualquier relevo de poder no traerá el Fuego Nuevo que queme "lo viejo" y haga surgir "lo nuevo" para iniciar una nueva vida de esperanza y de paz entre los mexicanos, porque no veo a la clase política con miras de altura que le permita ver que lo que está en juego es la sobrevivencia de los mexicanos.