Política

Demandan a agresores del SNTSA durante entrega de insumos contra el coronavirus

octubre 15, 2020

Orizaba, Ver.- La dirigencia de la Sección 26 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) en Orizaba fue demandada por la vía penal como probable responsable de agresiones físicas y amenazas. Las víctimas acusan directamente a los dirigentes seccionales de ser los instigadores de los hechos ocurridos hace un par de semanas.

El litigio se desprende de los hechos ocurridos el 2 de octubre afuera de las instalaciones del hospital Regional de Río Blanco, cuando entregaban insumos y materiales de protección para el covid a trabajadores de ese hospital.

Joshua Miguel Pérez Balderas, jefe del departamento de nutrición del Hospital Regional de Río Blanco, señaló que en medio de la crisis provocada por el covid-19 "buscamos llevar apoyo y solidaridad a nuestros compañeros, ya sea de base, confianza, formalizado, regularizado, contrato, eventual, ya que somos conscientes de que solo trabajando en equipo y unidos podemos hacer aportaciones que puedan tener un significado no solo material, sino emocional para todos aquellos que día a día arriesgan su vida y la de sus familias acudiendo a sus áreas laborales, cumpliendo con cariño sus funciones en los hospitales y centros de salud".

No somos un grupo de choque sindical, "creemos en la unidad la cooperación y la lealtad, expresando un profundo respeto por Marco Antonio García Ayala presidente del Comité Ejecutivo Nacional del SNTSA y a nuestra actual dirigente estatal de la Sección 26, ni división, ni confrontación, ni mucho menos el intento de formar otra organización, nos sentimos orgullosos de nuestra organización sindical en la que siempre hemos militado, y seguiremos militando activamente contribuyendo a tener un sindicato democrático, fuerte y combativo en favor de la base trabajadora".

Sin embargo, acusan provocaciones, "el enfermero Juan Martín Gómez Buenabad, quien acostumbrado a los viejos métodos porriles pretendió intimidar a los que acudieron a entregar apoyos el 2 de octubre, apoyos que conseguimos después de meses de trabajo y buscando estrategias para obtener la mayor cantidad de material de protección para aportar a los hospitales y centros de salud".

Ese día "iniciamos la visita a cada uno de las instalaciones de la Secretaría de Salud en la zona y en Córdoba, pero en Orizaba y Río Blanco comenzaron las agresiones tanto físicas como verbales, y con tristeza pudimos ver la resistencia que se presenta en la entrada principal del hospital para no permitirnos el acceso, donde se escuchan gritos con insultos, con colores, con nombres, y con comentarios hirientes hacia las personas que nos acompañaron".

Las agresiones fueron encabezadas, acusó, por Juan Martín Gómez Buenabad, José Antonio Medina Fernández y José Abel Morales Martínez, quienes dieron órdenes para no permitir la entrada, y de mantener acciones humillantes y violentas, "como testigo tenemos a compañeras con evidencia de las agresiones sufridas ese día, además de las amenazas públicas realizadas".

Por ello, dice, "se responsabiliza al doctor José Antonio Medina Fernández, al doctor José Abel Morales Martínez y principalmente al enfermero Juan Martín Gómez Buenabad, de cualquier situación que pueda ocurrirnos, por las amenazas que les profirió ese momento frente a todos".