Municipios

Reitera apoyo a migrantes pastoral social de Córdoba

octubre 10, 2020

Córdoba, Ver.- La pastoral de movilidad social y migratoria de la Diócesis de Córdoba reitera su permanente apoyo a los migrantes, destacó el encargado, el sacerdote Julián Verónica Fernández, aun cuando la última caravana ha sido disuelta. Hace unos días se dio a conocer sobre el paso de una caravana de migrantes que buscaba llegar hacia los Estados Unidos, la entidad veracruzana era uno de sus pasos en esta ruta.

Sin embargo, ante las últimas acciones que el gobierno mexicano ha adoptado para evitar el paso de centroamericanos, muchos deben de cruzar a pie, otros más son víctimas de la violencia. En todo este sufrimiento, la Iglesia está con el migrante, refirió el padre Verónica Fernández, fundador de la agrupación "Vive Migrante" y quién llamó a la sociedad a ser sensible y ayudar a quien más lo necesite.

"Estamos con la misma intención de siempre de ayudar a quien lo necesite", se dijo consciente de las diferentes situaciones que se viven en los países de centroamerica, como pobreza, violencia y una descomposición social.

Todo esto orilla a que los habitantes salgan de su país en busca de una mejor calidad de vida, incluso a costa de su propia vida, su necesidad es aprovechada por grupos delincuenciales que los usa para otros fines. "Eso no impide que la misericordia de Dios se haga presente por medio de nuestra comunidad eclesial".

A decir del sacerdote, en caso de que haya nuevas noticias sobre el paso migratorio, solicitarán apoyo a los diferentes grupos pastorales de la Iglesia católica, para que al igual que en ocasiones anteriores, se brinde ayuda alimentaria en el paso de centroamericanos por la zona centro.

No obstante, reconoció que se deben de apegar a las medidas sanitarias en una forma extrema "pero eso no nos impide mostrarnos hermanos y solidarios con ellos", pues de igual manera nosotros podemos contagiarlos a ellos. Finalmente, agregó, la pandemia no es obstáculo para ayudarnos y dar la mano al hermano, al contrario la pandemia nos debe unir y ayudar a tener empatía.