Sociedad y Justicia

Protestan vecinos de fraccionamiento Valle Alto por promesas incumplidas

octubre 08, 2020

Poza Rica, Ver.- Ante innumerables fallas en la construcción de las viviendas y el incumplimiento de servicios, un grupo de colonos protestó frente a las oficinas de la inmobiliaria Fincamex, responsable de la edificación del fraccionamiento Valle Alto, donde además se cometen constantes robos a casa-habitación.

Los quejosos expresaron ser víctimas de publicidad engañosa, toda vez que la constructora les prometió que dentro del desarrollo inmobiliario se contarían con servicios como bardeado perimetral, alberca, Casa Club, eco-gimnasio, acceso controlado, seguridad, centro comercial, un tanque elevado para abastecimiento de agua potable y una conexión hacia las colonias Libertad y Zapata, además de áreas verdes.

De igual forma manifestaron que la compañía incumple con las condiciones sanitarias, toda vez que dejaron un canal de aguas residuales a cielo abierto, lo que propicia la proliferación de fauna nociva y produce fétidos olores.

Otra de las quejas está relacionada con el bardeado perimetral, que en algunos tramos está a punto de colapsar, además de que por estar reducidas en altura, permite que cualquier persona ingrese al fraccionamiento, registrándose constantes robos.

Se quejaron de las malas condiciones del tendido eléctrico, que provoca que al menos una o dos veces por semana haya cortes en el suministro, así como fallas en el alumbrado público. Otro de los factores que enardeció a los moradores es la falta de agua potable, servicio que a la falta de un tanque elevado, no cuenta con suficiente presión para alcanzar los segundos niveles y llenar los tinacos, por lo que deben adquirir el agua por medio de pipas.

En relación con los detalles constructivos de las viviendas, expusieron que éstas no se encuentran impermeabilizadas, tienen grietas a causa del asentamiento del terreno, así como anegaciones en la zona baja del fraccionamiento.

A diez años de la fundación del fraccionamiento, lamentaron que ninguna de sus quejas ha sido escuchada, mientras tienen que seguir padeciendo estas condiciones al haber invertido su patrimonio en la compra de las casas, por lo que buscan el apoyo de las autoridades para obligar a la empresa a resarcir los daños.