Sociedad y Justicia

Cáncer, segunda causa de muerte infantil en México; medicinas llegan a cuentagotas

octubre 06, 2020

La enfermedad de Miguel Ángel es leucemia linfoblástica aguda (tipo de cáncer hematológico y de la médula ósea que afecta los glóbulos blancos). Él como otros niños, jóvenes y adultos han padecido la falta de medicamentos para el cáncer, para su tratamiento de quimioterapia, tanto del sector Salud del estado como del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por periodos les han dejado de surtir sus medicamentos.

El problema de la falta de medicamentos contra el cáncer se agudizó desde el mes de enero de este año. Los enfermos han tenido que esperar hasta tres meses para poder tener un medicamento para continuar con su tratamiento. Eso le ha sucedido a Miguel Ángel, un menor de 6 años de edad, originario de Tantima, un municipio ubicado al norte de la entidad veracruzana.

"Miguel Ángel sabe que tiene cáncer, lo entiende bien. Ha recibido pláticas con tanatólogas y con psicólogos. Desde el primer diagnóstico, que fue hace más de un año, él está consciente de todo y se le explica el proceso de su tratamiento. Yo le explico cuándo le tocan sus terapias, cuándo le tocan sus quimioterapias y a su edad lo ha aceptado muy bien".

El cáncer es la segunda causa de muerte infantil en México y también puede generar una discapacidad. Se calcula que 15 por ciento de los niños con cáncer en México nunca reciben tratamiento especializado, de tal manera que la mortalidad de este grupo es absoluta. Aproximadamente 5 por ciento de los niños que mueren en México es por esta causa.

Pero Miguel Ángel y su madre luchan contra esta enfermedad; le toma nueve horas de viaje, "hay etapas cuando puede viajar y se regresan a la casa de sus familiares y cuando no puede viajar, cuando no se quedan en Veracruz, en un albergue en donde no les cobran nada. Pero los dos viven con angustia porque los medicamentos les llegan a cuentagotas.

Los gobiernos federal y estatal no han cumplido con estos enfermos. En los hospitales solo les dicen "llamen por teléfono para ver si ya llegó su medicina, pero las llamadas se posponen cada día que nos indican; no surten las farmacias de los hospitales. Mientras las autoridades afirman que sí hay medicamentos".

La falta de medicamentos ocurre en un país en donde cada cuatro horas muere un niño por cáncer; 120 mil personas son diagnosticadas con esta enfermedad al año, más de 70 mil mexicanos perecen al año a causa del cáncer, y 176 mexicanos fallecen diariamente por este padecimiento, siete mexicanos mueren cada hora a causa del cáncer, cada 2 horas expira una mujer por cáncer de mama, de acuerdo a datos oficiales.

40 por ciento de los niños que se curan sufrirán secuelas importantes. Pero las instituciones han carecido de medicamentos y en Veracruz se denunció que en la administración del ex gobernador Javier Duarte en Veracruz niñas y niños enfermos de cáncer recibieron agua destilada en lugar de las medicinas de sus quimioterapias. Con el gobierno de Miguel Ángel Yunes también hubo faltantes de medicamentos y en la actualidad, con Cuitláhuac García la falta de medicamentos para cáncer es constante.