Sociedad y Justicia

Reprueba Araceli Salcedo dispersión de restos humanos para prácticas médicas

octubre 01, 2020

Orizaba, Ver.- La dispersión de cadáveres a facultades de medicina y odontología de la Universidad Veracruzana además de Villa Rica y Cristóbal Colón debe ser investigada, pues constituye la probable comisión de un delito; Araceli Salcedo representante del colectivo "Familiares de Desaparecidos Orizaba- Córdoba", advierte que habría una responsabilidad compartida entre las instituciones que dieron y recibieron los cuerpos; "sería terrible que ahí encontremos hijos, no merecen terminar en esos lugares. A nuestros hijos e hijas nos los arrebataron".

Lo que hicieron con esos cadáveres "es realmente terrible. El hecho de que el gobierno se deslinde de dar cuerpos a universidades está muy mal, ésa es una práctica de hace mucho tiempo. Causa indignación porque no es posible que no tengan todo debidamente guardando en cuanto a la información de esos cadáveres que donan".

Qué se puede esperar "si no hay algo real sobre los hallazgos y buen manejo de restos, pues mucho menos habrá un control adecuado sobre los que donan. En el colectivo nuevamente mandamos un oficio al director de servicios periciales de la Fiscalía General del Estado, para que nos entregue el dictamen pericial de los cuerpos de los arenales y ni siquiera nos acusan de recibido".

En la zona "hay casos de compañeros que hasta en tres ocasiones hicieron exhumaciones, como el caso de Pedro Mávil, quien sigue sin encontrar a su hija Gemma, tres veces se hicieron las exhumaciones y nada. Frente a todo esto, es necesaria una investigación a fondo, esa parte es muy importante".

A consecuencia de la pandemia, las labores el aparato de justicia están detenidas y con ello los trabajos de búsqueda, eso detiene las investigaciones que se harían en torno a estas revelaciones, "ahorita apenas se está reactivando todo y la verdad, creo que el gobierno intentará ganar los últimos tres meses para terminar el año sin hacer nada".

Pero todo esto no los desanima, por el contrario, abre un nuevo frente en donde igual enfocarán la búsqueda de lo suyos, "estamos en la asesoría jurídica para que nos ayude y podamos solicitar la rendición de cuentas sobre estos cuerpos, necesitamos saber en ¿dónde los localizaron?; ¿cuántos son hombres?, ¿cuántos mujeres?, debemos conocer el rango de edades".

Igual deben mostrar "la cronología fotográfica del levantamiento de los cuerpos, en dónde fueron localizados. Yo creo que hay que ir más allá de solo poner una queja en derechos humanos y de solicitar esa documentación a la Fiscalía General del Estado".

Esto es un trabajo muy amplio y que, sin duda, "este caso debe ser llevado a las esferas federales. Todo es muy lamentable, imagínate que, en esa lista, podría haber desaparecidos de hace muchos años, incluso de antes que cuando yo empecé a buscar a mi hija Rubí, hay muchos desaparecidos antes que yo iniciara con todo este trabajo. Sería terrible que ahí los encontramos. Sería inhumano que nuestros hijos hayan sido entregados –a las escuelas de medicina y odontología–, no merecen terminar en esos lugares. A nuestros hijos e hijas nos los arrebataron".

–¿Hay responsabilidad compartida tanto de la Fiscalía General del Estado como de la Universidad Veracruzana?

–De la fiscalía claro que sí, sin dudarlo y de la UV, yo creo que antes de aceptar un cuerpo debería solicitar que se haya agotado todos los protocolos conducentes para determinar la identificación del cadáver, pero hay una responsabilidad de ambas partes, uno por no hacer bien su trabajo y el otro por no checar que todo esté debidamente en orden.