Sociedad y Justicia

Deslinda rectora de la UV a su gestión de caso de cuerpos de personas desaparecidas

octubre 01, 2020

Los cuerpos que se encuentran en las facultades de Medicina y que se han donado para las prácticas de estudiantes cuentan con el registro necesario, sostuvo la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, y negó que se trate de cuerpos que estén en investigación por desaparición y que desde 2013 a la fecha, que corresponden a su administración solo ha recibido cinco cuerpos en donación.

Hace unos días Emeequis publicó la segunda parte del reportaje "Donación de cadáveres, una desaparición silenciosa", que se titula "¿Qué hicieron con el cuerpo de mi hija?". Morir en Veracruz, publicado por Luis Alonso Pérez, para Emeequis, en alianza con Connectas y el apoyo del International Center for Journalists (ICFJ), señaló que la Universidad Veracruzana recibió cadáveres

Emeequis sostiene que el jefe del Área de Acceso a la Información Pública de la Universidad Veracruzana, Carlos Villanueva, dio a conocer que "228 cadáveres fueron enviados durante las últimas dos décadas a las 10 facultades de medicina de la UV, según el oficio IMF 94/2019. Sin embargo, Carlos Villanueva, en el documento obtenido a través de una solicitud vía Transparencia en mayo de 2019, reconoce que la institución no cuenta con la documentación requerida para cada donación, ya que las carpetas se encuentran con los fiscales.

"Pues los cadáveres pasaban bajo resguardo del Instituto de Medicina Forense por falta de espacio y condiciones, a los anfiteatros de las distintas facultades de medicina por periodo de un año de los cadáveres no identificados".

Al ser cuestionada al respecto, la rectora acotó, "yo llegué el primero de septiembre de 2013, cinco cuerpos nos han sido entregados desde entonces, y de esos podemos dar cuenta, todo está en regla y no corresponde al caso de los desaparecidos".

Pero estos cuerpos, refirió, están debidamente documentados y no se trata de cuerpos en investigación por caso de desaparecidos. De lo ocurrido antes de su gestión no puede dar cuenta.