Política

Ejecutan a hermano de presunto jefe de plaza zeta en Minatitlán

septiembre 30, 2020

Minatitlán, Ver.- Personas armadas asesinaron al empresario musical Adrián Calderón Quintanilla cuando circulaba por la calle Fernando López Arias de la colonia De los Maestros; era hermano del presunto jefe de plaza de Los Zetas Vieja Escuela, apodado El Cursi.

Fue en la tarde de este martes cuando ocurrió el homicidio del que fue dueño del desaparecido grupo G-5 y ex líder del Sindicato de Músicos, quien es identificado como hermano de Sergio Enrique Calderón Quintanilla, El Cursi, acusado de haber ordenado el asesinato de 14 personas, entre ellos un menor de un año, en una fiesta.

Se informó que personas armadas persiguieron al músico y le dispararon, por lo que murió adentro de su vehículo tipo Jetta, color blanco; los elementos de la Policía Estatal y municipal acordonaron el área y el personal ministerial recabó la información.

Apenas minutos después de haber sido llevado al Servicio Médico Forense fue identificado por sus familiares.

Cabe mencionar que el 23 de abril de 2019 el autobús de este empresario musical fue incendiado y en el lugar se le dejó una cartulina con una amenaza de muerte; tras este incidente se retiró de la música.

Asimismo, había sido amenazado en diversas ocasiones en narcomantas, al ser identificado como hermano El Cursi.

Este último, Sergio Enrique, es identificado como quien quedó como jefe regional de Los Zetas en la región sur tras la detención de Hernán Martínez Zavaleta, Comandante H, quien por muchos años mantuvo el control de la plaza.

A El Cursi se le atribuyen varios asesinatos, además del robo de combustible, extorsión y cobro de plaza en Minatitlán y Coatzacoalcos; desde 2018 mantiene una disputa con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) quienes han ofrecido un millón de pesos por su cabeza.

También la fiscalía de Veracruz ofrece dinero por información que lleve a su detención y a la de su grupo delictivo, luego de que se le identificó como autor del atentado a las personas que estaban en el salón de La Potra.

Las investigaciones señalaron que en esa ocasión el objetivo del ataque era una mujer transgénero apodada La Becky, quien había comenzado a operar para el CJNG en sus bares. Este atentado no ha sido resuelto.