Política

Proyectos insignia representan a intereses neoliberales: Guarneros

septiembre 29, 2020

Orizaba, Ver.- Jairo Guarneros Sosa, integrante de la Coordinadora de la Sociedad Civil, opina que proyectos como el tren maya y el corredor transístmico representan intereses de gobiernos neoliberales que la administración de Andrés Manuel López Obrador, ha hecho suyos.

"Lo que estamos presenciando es la reedición de la política contrainsurgente, empezada desde el gobierno de Carlos Salinas, y reforzada por los gobiernos posteriores, como el de Ernesto Zedillo y el mismo Felipe Calderón que es el del reforzamiento de los grupos paramilitares", dijo.

"Todo esto, en una clara provocación al Ejército Zapatista de Liberación Nacional, para que se justifique la intervención todavía mayor del ejército busquen hacer a un lado el obstáculo real, qué significa para cualquier gobierno neoliberal como este que tenemos (sic)".

"Todo lo que fue el plan Puebla-Panamá hoy tiene otro nombre, como el tren Maya, el corredor transístmico, pero es exactamente lo mismo, es un proyecto que beneficia al capital extranjero, no beneficia al país".

–¿Hay posibilidad de que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) retome las armas?

–Nunca se fue esa posibilidad. Ellos hasta ahorita han hecho honor a su palabra empeñada de no utilizar las armas, pero las provocaciones cada vez son mayores, cada vez hay una provocación mayor y en esa lógica puede haber de momento para donde echarse para atrás.

El EZLN tendrá que tomar una decisión. Lo que están olvidando es que el EZLN nunca le puso (sic) las armas simplemente las bajó, las guardó para dialogar, en ese sentido, me parece que el Gobierno Federal y el gobierno del estado de Chiapas están jugando al aprendiz de brujo, y es muy lamentable para el país, porque a nadie le gustaría que esto se resuelva de una manera violenta, pero parece que una de las partes no tiene voluntad.

"Muchas veces se olvida que no solamente está el EZLN, también está el Ejército Popular Revolucionario (EPR) y otros grupos guerrilleros con los ojos bien puestos en lo que está pasando en Chiapas, pero también en Guerrero; este gobierno está dolosamente actuando con la misma represión, se trata de una guerra llamada ‘de baja intensidad’, pero que también es una guerra abierta en contra de esos grupos, sin tener una respuesta".

Los grupos armados "hasta hoy se han mantenido esquivando las provocaciones, pero no quiere decir que no tengan capacidad para responder, han tenido prudencia y han sido mucho más responsables que el gobierno federal en ese sentido".