Sociedad y Justicia

En Veracruz, en 2019, se obligó a 2 mil 500 menores de edad a dar a luz: Cihuatlahtolli

septiembre 28, 2020

Orizaba, Ver.- Veracruz es uno de los estados con mayor índice de abortos de riesgo tanto en la zona urbana como en la indígena. El año pasado 2 mil 500 niñas, algunas de 14 años, "fueron obligadas a parir", lo que significó una clara violación a los derechos humanos, fustigó María de la Cruz Jaimes, representante del Colectivo Feminista Cihuatlahtolli.

Este domingo cuando feministas de nuevo salieron a manifestarse para exigir la despenalización del aborto, comentó que el camino para lograrlo transita más por lo político que por lo legal, "lo que hace falta es voluntad política, aceptar una realidad que vivimos las mujeres. No es capricho de nadie, sino hacer valer los derechos de las mujeres, que es lo que no pueden aceptar. Yo creo que es muy lamentable que este gobierno se deje influenciar mucho por los grupos conservadores. Es lo que sucede, por eso la negativa. Todo el tiempo están pugnando porque no sea así".

No obstante, este tema está por retomarse en Veracruz debido a que otro ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) abrirá nuevamente el caso.

Es muy lamentable que en Veracruz no se vea la realidad que se vive, "no se trata de mujeres estandarizadas, una cuestión así es toda una diversidad de mujeres de niñas que se ven obligadas a recurrir a un aborto".

Expuso que en Veracruz urge que este procedimiento se legalice y despenalice, "cuando las niñas son abusadas sexualmente, cuando las mujeres tienen necesidad de abortar por la causa que sea, que es decisión personal, tiene que haber un programa de interrupción legal del embarazo para que se haga en las mejores condiciones. De lo contrario el Estado seguirá siendo responsable de tantas muertes de mujeres por abortos mal hechos".

En Veracruz, "el año pasado 2 mil 500 niñas fueron obligadas a parir. Eso es una cosa bastante lamentable porque las niñas son abusadas sexualmente y no hay garantía de que puedan interrumpir el embarazo. Las niñas en la mayoría de los casos son obligadas a parir, están desprotegidas en sus derechos humanos, en su derecho a abortar. Además, se les revictimiza obligándolas a tener un hijo que no quieren, pues fueron abusadas. Es una situación terrible lo que sucede en el estado".

Agregó que el aborto es una práctica de hace muchos años, "mujeres católicas, evangélicas, de cualquier religión lo hacen y son una gran mayoría la que se lo practican. Se lo guardan, no lo andan diciendo, es parte de su proceso de vida. Si se lo dicen a su confesor no lo sé, pero de que lo hacen lo hacen y es muy lamentable que no haya donde practicarse este procedimiento sin acarrearse, pues también es cierto que hay mujeres que son aprehendidas por practicarse uno".

Refirió el caso de una menor de 14 años que se practicó un aborto, "le dijeron que lo iban a turnar al Ministerio Público porque se había practicado un aborto con la ayuda de sus amigas. ¿Dónde están sus derechos? La tomaron como criminal y le van a abrir un proceso jurídico. Sin embargo, cuando hay mujeres que llegan golpeadas terriblemente no les abren procesos jurídicos como debería ser".

Lamentó que el problema se agrava en la zona indígena, "hay niñas de 17 años y tienen tres hijos. El machismo les impide que ellas tengan acceso a anticonceptivos y a programas de prevención de embarazo. Es una situación bastante grave (pues se suman) situaciones de salud, de abuso, en situaciones de procesos de vida que les toca decidir. Por eso estamos a favor de que cada quien decida. Quien está en contra del aborto que no lo haga, pero para la que tenga necesidad de hacer valer este derecho, el Estado debe cumplir con su responsabilidad de garantizar los programas de interrupción legal del embarazo, de despenalizarlo, porque es muy lamentable que en Veracruz siga siendo un delito abortar".