Política

Se suman abogados de Orizaba para que la presidenta del Poder Judicial renuncie

septiembre 27, 2020

Orizaba, Ver.- La renuncia de la presidenta magistrada del Tribunal Superior de Justicia no debe descartarse "para que se corrija el rumbo en la institución", manifestó la abogada Elizabeth Orozco Núñez, integrante del Foro de Abogados de la región de Orizaba.

Agregó que desde el Poder Judicial se debe cumplir la ley, comenzando en todas las entidades que lo integran.

En este sentido lamentó que los pilares que sostienen nuestro país no sean autónomos, "las elecciones debería ser autónomas; sin embargo, sabemos la mala, muy mala costumbre de no respetar por parte del Ejecutivo y del Legislativo la autonomía".

Consideró que estas decisiones dejan en la indefensión a las instituciones pues les conviene, políticamente hablando, "que dentro de esta institución haya injerencia, influyentismo, pues los cargos se han convertido en una moneda de cambio para puestos y favores de todo tipo. Estos acuerdos son los que hacen que se deje de creer en las instrucciones y se vean los resultados de la corrupción".

Agregó que todo esto genera "inconformidades que comienzan a ser evidentes. No es un mal nuevo, sino que solo que en estos tiempos se hace más visible y evidente. Lo bueno sería sentar las bases para que esto no siga pasando, porque si de todos los desacuerdos no resulta avance o cambio alguno solo quedará como un circo mediático".

Sostuvo que en el tribunal y particularmente en la magistrada presidenta "no solamente hay falta de capacidad, (sino que) ella está obligada a pagar el favor de haber llegado, los favores que ha pedido para que los nombramientos que ha realizado a la sombra del nepotismo se sostengan, como ella misma lo expresa, quien logra un puesto importante está obligado ayudar a su familia. Lo que debe quedar claro es que un mandato judicial se debe cumplir y si hay una sentencia u orden emitida por un juez, los primeros en cumplirlo deberán ser los mismos integrantes del Poder Judicial, deben ser quienes reconozcan el mandato judicial como un máximo acto de autoridad y las consecuencias de no respetarlo".

Insistió en que si hay una sentencia emitida por un juez federal, "sin importar la investidura se deberá acatar. Así que al no cumplirlo se está cayendo en desacato judicial que deberá tener consecuencias legales. La magistrada (presidenta) desconoce muchos procedimientos, es entendible. Ella siempre participó de la actividad jurídica desde un escritorio, de secretaria administrativa. No llevó una mesa de trámite, no fue juez. (Que tenga un) total desconocimiento sería muy extremo, pero es un hecho que hay procedimientos y consecuencias que (aparentemente desconoce)".

La postura de la abogada se suma a las voces de los magistrados que hace unos días se pronunciaron por la renuncia de la presidenta magistrada.