Sociedad y Justicia

Órdenes de arresto para militares por Ayotzinapa

septiembre 27, 2020

Ciudad de México.- A seis años de la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se ejecutarán órdenes de aprehensión contra militares y aseguró que no se fabricará "otra falsedad, otra llamada verdad histórica, porque no habrá impunidad". Pidió no perder la esperanza, porque "hay condiciones inmejorables para saber el paradero de los muchachos y nos vamos a sentir todos muy satisfechos cuando no tengamos ya ninguna duda".

"Sinceramente les digo: lo vamos a lograr", señaló, refrendando su compromiso de esclarecer los hechos: "Aquí no se protege a nadie", insistió. A los padres de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos les ofreció "disculpas en nombre del Estado porque estamos ante una gran injusticia cometida por el Estado mexicano, es un asunto de Estado, y por eso ahora éste tiene que reparar el daño, aclarar lo que sucedió y entregar buenas cuentas y tiene que haber justicia. Ese es nuestro compromiso".

Sostuvo que "no sólo se están autorizando de conformidad con la ley órdenes de aprehensión contra ministerios públicos o Tomás Zerón, sino también detenciones de integrantes de la antigua Policía Federal, "y, quiero que ustedes lo sepan, contra militares".

"El que haya participado y se le demuestre va a ser juzgado. Ese es un avance, que no existe encubrimiento. Hay desde luego resistencias, porque todavía no termina de irse el viejo régimen corrupto y autoritario. Todavía, en todo el gobierno están ahí enquistados, pero no van a poder detener la voluntad que tenemos de que se haga justicia".

Desde el patio central de Palacio Nacional, el mandatario encabezó el informe sobre avances sobre estos hechos, que consideró lamentables y dolorosos. Es un acto "trascendente y triste porque estamos recordando hechos de injusticias, atrocidades que se cometieron en contra de hijos de ustedes".

Ratificó su compromiso de esclarecer los hechos, de que se conozca qué ocurrió el 26 y 27 de septiembre de 2014. "Desde luego, que sepamos del paradero de los jóvenes, y al mismo tiempo, que se castigue a los responsables. En pocas palabras, que haya justicia, reparación del daño (...) no debemos perder la esperanza, lo vamos a lograr, aseguró el presidente".

"Somos un gobierno emanado del pueblo, no nos impusieron grupos de intereses creados; yo no estoy aquí por los potentados, por la delincuencia organizada o la delincuencia de cuello blanco; yo estoy aquí por el pueblo, por eso soy libre, no soy un títere, un pelele de ningún grupo económico, político, por poderoso que sea", dijo.

El presidente continuó: "Por lo mismo, contamos con suficiente autoridad moral y política. Además, nos respalda la mayoría de los mexicanos, no solo los que votaron por nosotros, sino también otros mexicanos; a pesar de las resistencias, vamos a seguir desterrando la corrupción, acabando con las injusticias, que no se violen los derechos humanos, que no haya torturas, que no haya masacres, que se lleve a la práctica una política humanista".

López Obrador resaltó que desde la campaña presidencial estableció que si militares habían participado en la desaparición "se tenía que decir, saber y castigar a los responsables, y eso es lo que estamos haciendo".

Insistió: "no nos vamos a cansar hasta cumplir nuestro compromiso con el pueblo y con ustedes", porque no será sólo este informe, sino que mes con mes vamos a seguir informando, y yo voy a estar encabezando todo este proceso".

Adelantó que mañana, en la reunión de seguridad, "quiero que me entreguen el informe de si ya se detuvo a los que están prófugos y que tienen que ver sobre todo con las Fuerzas Armadas, y pasado mañana lo mismo, y todo el tiempo".

Destacó que se requiere que todos estén de acuerdo en cómo se dieron los hechos y a los padres les digo: "cuando ya tengamos todos los elementos, los que van a validar si lo que se está diciendo es cierto son ustedes, sus asesores, los expertos".

"Se trata de, entre todos los estamos interviniendo, llegar a un acuerdo general para que de esa manera no quede ninguna duda y también que quede claro que no vamos a ocultar nada y no queremos simular para cuestiones de propaganda política. No nos importa eso. Queremos estar bien, principalmente con nuestra conciencia".

Yo espero, sostuvo, que lo más pronto posible tengamos más resultados, "porque debe reconocerse que se ha avanzado".

López Obrador subrayó que no habrá protección para nadie, "se va a llegar hasta los niveles más altos" y no habrá chivos expiatorios.

Externó su confianza en la Fiscalía General de la República y en el Poder Judicial, al resaltar el apoyo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en este caso y también de jueces.

"Hace poco como todos supimos que uno de los principales responsables en la desaparición de los jóvenes ya iba a salir porque un juez estaba por darle su libertad a cambio de dinero, afortunadamente se tuvieron pruebas de este soborno y ya no pudo salir de la cárcel este implicado, presunto responsable de los hechos de Iguala".

El mandatario afirmó que los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes van a seguir "contando con la libertad para trabajar sin limitaciones, sin recibir consignas; que sigan actuando como lo han venido haciendo, con profesionalismo y lo mismo las organizaciones de derechos humanos que han venido apoyando y los abogados".

La ceremonia concluyó con consignas de los padres, "porque vivos se los llevaron…" y "26 de septiembre no se olvida", y conteo del número de estudiantes desaparecidos.