Política

FALANGES: Alianza Federalista entre la ficción política y el proceso electoral de 2021

septiembre 22, 2020

¿Qué es la Alianza Federalista? El 7 de septiembre 10 de 32 gobernadores salieron de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) para definir y promover su propia agenda política. Conformaron la Alianza Federalista integrada por Martín Orozco, gobernador de Aguascalientes; Javier Corral de Chihuahua; Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas (PAN); José Rosas Aispuro Torres de Durango; y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo de Guanajuato (todos del PAN); Enrique Alfaro de Jalisco (MC); Silvano Aureoles Conejo de Michoacán (PRD); Ignacio Peralta de Colima y Miguel Riquelme Solís de Coahuila (ambos del PRI); Jaime Rodríguez Calderón de Nuevo León (independiente/PRI).

La CONAGO data de 2001, del sexenio de Vicente Fox (PAN), y estableció en sus Lineamientos el "...análisis de las problemáticas de las Entidades federativas y a la búsqueda de soluciones convenientes, por medio de la construcción de acuerdos..." "Impulsar los trabajos necesarios para construir de manera unificada una visión federalista de la nación." Cosa que no cumplió, pues los Estados petroleros del sur en la bonaza del crudo no fueron retribuidos con obra pública federal. En los hechos fue un intento de los Estados para negociar y concertar con el Presidente.

López Obrador tumbó el régimen neoliberal, empero la cimentación de neonacionalismo es deficitaria y la relación Presidente/gobernadores de oposición está entre escándalos de corrupción, de narcopolítica y la crisis económica producto del Covid-19 con 73,258 muertes al 20 de septiembre. Pero hay una aceptación del Presidente reconocida por rotativos nacionales e internacionales opuestos a López Obrador, como El Financiero o El País. Hay medios que reconocen más del 60%. Esto es efecto de la atomización de los programas del bienestar y dispersión de recursos personalizados, este reconocimiento no se trasfiere en votos para MORENA, como ya se ha analizado en columnas previas.

El neonacionalismo es la tendencia, el neoliberalismo feneció y lo reconoció el rotativo inglés: The Economist. La Tripolaridad (Rusia, China y EEUU) es el nuevo escenario mundial y es neonacional, también lo es Europa Occidental. El periodo actual en lo geopolítico y en la política doméstica está fragmentado en lo político y en lo social. Este es el entorno de la ruptura de la CONAGO.

La ruptura en la CONAGO, que es la Alianza Federalista, es fragmentación política con pretensión electoral para este 2021. Esto es efecto del orden global atomizados en política nacional y local con particularidades y agotamiento del sistema de partidos tradicional, hay la necesidad de la ciudadanización.

La ruptura de López Obrador con el neoliberalismo y con los gobernadores de esta tendencia, se evidencia en esta crisis del Covid-19, pues no hay rescate a las grandes empresas como ocurrió con el FOBAPROA en 1990 que salvó a los banqueros y no a los ahorradores de forma directa, ni nacionalizó la banca. Tampoco hay medidas anti-cíclicas. Aunado a esto, los proyectos de infraestructura se centra en el sureste y no en el norte del país; tocando intereses trasnacionales como la importación de gasolina y diesel en relación a la refinería de Dos Bocas; o el Aeropuerto Felipe Ángeles ambos en construcción.

Los gobernadores de MORENA son 6 de 32: Rutilio Escandón de Chiapas (0.2% de crecimiento económico); Cuauhtémoc Blanco de Morelos (-3.5% de crecimiento); Miguel Barbosa de Puebla (con señalamiento de sobornos por el caso Lozoya en la reforma energética, con -5.8% de crecimiento); Adán Augusto López de Tabasco (7.7% crecimiento), Cuitláhuac García de Veracruz (con un gobernabilidad deficitaria y 1.4% de crecimiento), Jaime Bonilla de Baja California (con el escándalo de la Ley Bonilla y -0.9% de crecimiento) y Claudia Sheinbaum de la Ciudad de México (con -1.0% de crecimiento). La tendencia del Presidente es tener nuevas gubernaturas aliadas.

La Alianza Federalista formalmente es un intento de rehacer el marco fiscal nacional para mayores montos en las partidas Federales a los Estados. Es un bloque opositor a la Presidencia, con partidos políticos opositores PAN, PRI, PRD, MC hasta hoy desacreditados y fragmentados; con varios gobernadores con señalamientos de corrupción, narcopolitico, lavado de dinero, vínculos con Lozoya, Genaro García Luna y con Carlos Loret de Mola1 esto señalado desde Nueva York, en prensa nacional y en redes sociales.

Esto se encuentra en la circunstancias del proceso electoral 2021, con 15 gubernaturas en juego, 7 en poder del PRI: Campeche, Colima, Guerrero, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas; 4 del PAN: Baja California Sur, Chihuahua, Querétaro, y Nayarit en alianza con el PRD; una del PRD: Michoacán; una de Morena: Baja California, y una independiente/PRI: Nuevo León. Así, la Alianza Federalista es un medio político que pugna por intereses contrario a la Federación.

De la Alianza Federalista las gubernaturas en juego son: Chihuahua con un crecimiento del -0.3%, de Michoacán con -1.5%, de Colima con 2.7%; de Nuevo León con -1.2%; y de Guanajuato con 0.1%.2

La Alianza es un medio de posicionamiento electoral de cara a las gubernaturas, las alcaldías, las diputaciones locales y federarles en 2021. Es un posicionamiento de Javier Corral, gobernador de Chihuahua nacido en el Paso Texas y de Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas un ex-convicto juvenil en Texas; rumbo al proceso electoral de 2024, desbancando a Marko Cortes desde las entrañas del PAN. Los dos gobernadores son las figuras más evidentes de este partido a nivel nacional.

La Alianza Federalista es una ficción al ser su fondo el proceso electoral de 2021, el posicionamiento político Javier Corral y de Francisco García Cabeza de Vaca rumbo a 2024, bajo el pretexto legítimo de un federalismo tributario más justo, todo lo demás es política ficción. En fin, ¿usted qué piensa?...

lmaury_cruz@hotmail.com