Política

Delega el gobierno gastos extra en clases a distancia por nueva normalidad: maestro

septiembre 10, 2020

Orizaba, Ver.- Por la forma en que ahora se imparten clases en la nueva normalidad, difícilmente se completarán las metas educativas, apenas si se logrará cubrir el 20 por ciento; la inaccesibilidad a Internet y la precariedad económica de las familias son los retos a enfrentar a tres semanas de iniciado el ciclo escolar 2020-2021, opina Ramón Badiano, docente de la escuela secundaria Francisco Javier Clavijero de Nogales y ex dirigente sindical de la Sección 32 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE)

La actividad docente en la educación básica no se redujo con la nueva normalidad, sino que tomó un nuevo rumbo en el que se exige mayor compromiso, "estamos enviando, a los alumnos e incluso a sus padres actividades, tanto las que vienen en la televisión como como ejercicios de repaso del ciclo anterior".

Sin embargo, "muchas de las familias, tanto de la zona urbana y rural tienen carencias económicas que se reflejan en la incapacidad de contratar por ejemplo el servicio de internet u otros casos en donde los estudiantes no tienen dinero para meter saldo a sus teléfonos celulares. Ese es un problema común entre las familias de la zona centro del estado".

Por ejemplo, "los maestros trabajamos en la plataforma zoom, pero aquí encontramos el problema de la inaccesibilidad, pues la mayoría de nuestros alumnos no pueden conectarse, calculamos que menos de la cuarta parte del total de los alumnos pueden acceder".

Los docentes "están haciendo su labor de acuerdo con las condiciones de cada uno, pero el gobierno nos descarga esta responsabilidad al magisterio y así es en casi todos los niveles de educación básica". Este fenómeno "se presenta con mayor frecuencia en las zonas rurales de municipios urbanos como el caso de Nogales, y ahí lo que hacemos es buscar formas para sacar adelante, por ejemplo, lo que hacemos es usar los libros con los chicos, se los enviamos con ejercicios, pero qué pasa si mamá o papá no saben leer o no saben cómo ayudarlo. Ese es otro problema que estamos enfrentando".

Estas situaciones que surgen en el trabajo diario "provocarán que difícilmente completemos las metas establecidas al inicio del actual ciclo escolar, aun cuando estamos haciendo todo lo que tenemos a nuestro alcance. Ahí está el problema, porque todos los gobiernos no le quieren invertir más a la educación. Todo quieren que salga del magisterio y, ahora, la autoridad educativa, justifica que como no estamos frente a grupo y se nos sigue pagando, pues nosotros que aportemos lo que le corresponde a la autoridad. Los docentes iniciamos nuestra jornada laboral en los horarios establecidos, desde preescolar, hasta posgrados, estamos en nuestros horarios laborales. No estamos faltando".

En ocasiones "estamos en línea, pero sin alumnos, porque no se conectan hasta en la tarde o mediodía, entonces difícilmente se alcanzarán las metas del ciclo escolar a menos que se corrija en el tema de la cobertura, se requiere de mayor inversión en infraestructura, apoyo alumnos y maestros con computadoras, Internet abierto en cobertura".

Hoy "creamos, libros actividades y lo hacemos llegar a nuestros alumnos, pero es muy complicado; es una verdadera lástima que todavía tengamos muchas zonas marginales y sean los más vulnerables ante esta contingencia. Esperemos que ya volvamos a las clases presenciales, pues de lo contrario no tendremos cumplidos los objetivos. Si del 100 por ciento de alumnado se tenía un 70 por ciento de éxito con presenciales, ahora ni un 20 por ciento tendremos".