Política

Celebran con la última comida en el comedor Tonalli la vida de Aquiles Antonio Hernández

agosto 28, 2020

Al fundador del comedor comunitario, "Tonalli" en Xalapa, Aquiles Antonio Hernández le habría gustado que lo recordarán como "Un guerrero, un anarquista", que luchó contra el sistema, coinciden sus amigos quienes este jueves lo despidieron.

Aquiles Antonio fue un activista desde muy joven; aún como estudiante de humanidades participó para fundar el comedor de la Universidad Veracruzana. También fue uno de los jóvenes golpeados la noche del 5 de junio de 2015, cuando hombres encapuchados, quienes se cree eran elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), ingresaron a una casa en la colonia Ferrer Guardia; "los golpes le tumbaron los dientes", contaron sus amigos.

"Creemos que nunca se recuperó del todo, se quedó sin dientes, y decidió quedarse sin dientes para que fuera una muestra de que el Estado es un represor".

Toño o Noti, era admirado y querido, en su época de estudiante participó en los movimientos contra los Juegos Centroamericanos, en las marchas que exigían la aclaración de lo sucedido en Ayotzinapa; estuvo también en el campamento de Plaza Lerdo que fue desalojado en septiembre de 2013.

El domingo 23 de agosto, Aquiles Antonio Hernández se quitó la vida en uno de los baños del local que albergaba el comedor comunitario, ubicado en la avenida Xalapa, casi esquina con Américas, al parecer por una depresión que sufría. Ninguno de sus seres queridos lo esperaba.

Junto con otros amigos y amigas, recolectaban alimentos que les donaban en los tianguis, verdulerías o del público en general y preparaban guisos para dar de comer de manera gratuita a un promedio de 130 personas a diario, en el comedor Tonalli, y también llevaban portaviandas a las colonias Ucisver, Revolución, México, Veracruz y Ampliación Libertad entre otras, donde habitan familias de bajos recursos.

Este jueves por la tarde, los amigos y amigas de Toño se congregaron en la parte posterior del Comedor "Tonalli" en la avenida Xalapa para ofrecer la última comida a las personas que necesitan alimentos pero no tienen dinero para comprarlos, y ahí sobre la banqueta colocaron plantas, libros, manteles, y demás objetos que se ocupan en el local, y que fueron regalados, pues el espacio quedará cerrado.

Sus amigos y amigas expusieron: "Toño era un guerrero, estuvo presente en muchas movilizaciones, se involucraba en cuestiones sociales, políticas, a veces apoyaba con una cámara, una nota, con unos pesos, un abrazo, él siempre estaba, no había causa justa en la que no participara".

Refieren que en 2006 Toño viajó a Oaxaca para estar presente en el movimiento iniciado por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), cuando los maestros y maestras fueron víctimas de la represión del gobierno estatal.

Mencionaron que Marco Reyes, el amigo que menciona Toño en una publicación minutos antes de quitarse la vida el día domingo, en su cuenta de la red social Facebook, también se quitó la vida, en 2017, en el sur de Veracruz.

"La descomposición social sistémica nos merma a todos, y él era una persona muy sensible, nos parece sorprendente que esto ocurriera porque tenía planes a largo y corto plazo, lo recordamos como la persona inteligente, lleno de saberes, sabía de informática, malabares, todo el tiempo quería hacer talleres, dar información".

Refirieron que Toño apoyo la lucha feminista, a los maestros y maestras de Veracruz cuando se plantaron en la plaza Sebastián Lerdo en el año 2013 para protestar por la reforma educativa impuesta por el expresidente Enrique Peña Nieto.

"A Toño le hubiera gustado que lo recordáramos como el anarquista que era, toda su vida estuvo en contra de todos los partidos políticos, contra el gobierno", señalaron.