Política

Desecha juez amparos de designados por el pleno de la Judicatura a puestos en TSJEV

agosto 05, 2020

El juez decimoquinto de distrito del séptimo circuito determinó que la magistrada presidenta del Poder Judicial de Veracruz, Sofía Martínez Huerta, tiene la autoridad de desestimar los nombramientos que hizo el pleno del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado (PJE).

Esto luego de que el juez resolviera desechar los amparos interpuestos por Hortencia Guillermina Hernández Fernández, designada por el Consejo de la Judicatura de Veracruz como secretaria de acuerdos; Griselda Castillo Clara, como contralora y Elvis Viveros Arroyo, director de Recursos Materiales.

El juez explicó que las acciones u omisiones efectuadas por Sofía Martínez Huerta "por sí y a través de las autoridades ejecutoras, evidencia la relación de coordinación entre particulares en el que ambas partes están en un mismo plano de igualdad, por lo que, como se dijo, para dirimir sus diferencias e impedir que se hagan justicia por ellos mismos, la ley ha contemplado los procedimientos ordinarios necesarios para ventilarlas, de manera que los involucrados deben acudir a los tribunales ordinarios para que coactivamente se impongan las consecuencias jurídicas establecidas por ellos o contempladas por la ley".

En ese sentido, el juez aclaró que no se trata de una relación de supra a subordinación entre gobernante y gobernado en la que el primero actúe en un plano superior que el segundo, ya que Sofía Martínez Huerta "no creó, modificó ni extinguió por sí o ante sí alguna situación jurídica que haya afectado la esfera jurídica de la quejosa (...) Lo anterior es así, porque en el caso no se discute si es correcta o no las acciones desplegadas por la Magistrada Presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Veracruz, con residencia en esta ciudad, para impedir a la quejosa que realice sus funciones en el cargo que le fue otorgado en sesión extraordinaria celebrada el quince de julio de dos mil veinte, por el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Veracruz, sino que no se trata de un acto de autoridad y sí, en cambio, de uno patronal, acorde con el marco jurídico que define la relación preexistente entre la servidora pública y el Poder patronal, es decir, constituyen acciones del Estado-patrón y, por lo tanto, no cabe ocuparse sobre cuestiones como si fue correcta esa actuación o si previo a ello, debió iniciar al trabajador algún procedimiento, para que su proceder fuera justificado".

Es decir, que Sofía Martínez Huerta en su carácter de "patrón" hizo uso de sus facultades para impedir la llegada de Hortencia Guillermina Hernández Fernández, Griselda Castillo Clara y Elvis Viveros Arroyo, sin importar que fueron designados por el Consejo de la Judicatura el 15 de julio.

Ese día, la magistrada presidenta del Poder Judicial hizo uso de la fuerza pública para impedir que estas personas tomaran posesión de sus nombramientos.