Municipios

Persiste enfrentamiento en congregación Jalapilla por el cierre de panteón ejidal

agosto 04, 2020

Rafael Delgado, Ver.- La falta de diálogo entre la autoridad y los habitantes de la congregación Jalapilla ha provocado nuevas confrontaciones que se teme puedan terminar en violencia como los ocurridos la semana pasada; hasta el momento, no hay soluciones a los problemas que originaron los choques de hace unos días.

De acuerdo con Simón Guillermo Hernández Domínguez, secretario del ejido San Juan del Río: "Hay una indiferencia total de la autoridad municipal por atender los problemas sociales y todo esto hace que crezca el hartazgo de la población; enfrentamos una falta de capacidad para gobernar en el municipio y la sensibilidad para entablar diálogo con los manifestantes; todos estos problemas originaron que lo que pasa en el municipio se haya salido de control; por ejemplo, lo que ocurrió en la toma de Palacio, que sin duda fue un hecho lamentable y reprobable".

Como se recordará, la semana pasada habitantes de la congregación de Jalapilla se apoderaron del palacio municipal para saquear oficinas y quemar vehículos oficiales. Al respecto, Hernández Domínguez insistió: "fue muy lamentable el enfrentamiento con policías estatales, igual fue muy arriesgado; por fortuna no hubo ni lesionados ni víctimas mortales, pero todo esto se pudo evitar si la autoridad hubiera intervenido de manera pronta en busca de soluciones, pero todo indica que no quiere escuchar las peticiones que hace la población y eso es muy grave... No todo es escuchar a los asesores, igual deben estar pendientes de los reclamos que se hacen desde la población y todo esto se pudo haber evitado: Si la gente pide hablar con la autoridad, pues es importante que se atienda y con ello se mejoren las condiciones de diálogo; no nada más se trata de imponer, sino, por el contrario, de consensuar entre la población y con eso se evitarían mayores problemas".

El enfrentamiento entre habitantes de la congregación de Jalapilla con la autoridad municipal inició con la clausura del panteón ejidal; en su momento, los ejidatarios reclamaron la reapertura pero la falta de diálogo con la autoridad municipal provocó una serie de conflictos que terminaron con el enfrentamiento entre habitantes de este municipio y elementos de la policía estatal, luego de que oficinas del palacio fueron saqueadas y tres vehículos oficiales incendiados.