Política

Recuperan GN y SSP acceso a basurero de Villa Allende

julio 31, 2020

Hay varios afectados por golpes y gas lacrimógeno; regresa la calma a Rafael Delgado

Coatzacoalcos, Ver.- Elementos de la Guardia Nacional (GN) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) liberaron el acceso al basurero municipal de Villa Allende para permitir el ingreso de los camiones de limpia pública, ya que hay más de dos mil toneladas de residuos en las calles que pueden aumentar los riesgos de transmisión del coronavirus (covid-19).

En las primeras horas de este jueves, la Policía recuperó el acceso a este tiradero a cielo abierto y resguardó el ingreso de las unidades de limpia pública.

Los habitantes de Villa Allende, la conurbación más grande de Coatzacoalcos, rechazan la apertura de este tiradero a cielo abierto por las molestias que provoca la confinación de la basura en un área que está muy cercana a sus casas.

Los ciudadanos se enfrentaron con los policías y varios resultaron con golpes y afectaciones por el gas lacrimógeno que se usó para dispersarlos.

Desde hace tres años se mantienen las inconformidades por parte de la población de este lugar, ya que el basurero creció de extensión y comenzó afectar los mantos freáticos y las lagunas cercanas.

Los colonos cercanos señalaron que la confinación constante de los residuos provocan la proliferación de fauna nociva que les impide realizar actividades al aire libre y tienen que estar encerrados en sus hogares.

De acuerdo con las autoridades municipales, se logró un acuerdo con las dependencias de Medio Ambiente, ponderando la salud de la población, ya que muchos desechos se encuentran en las calles y podría agravar más la contingencia por Coronavirus (covid-19).

El municipio se comprometió a hacer una confinación adecuada de los residuos mientras se ubica un nuevo predio donde se pueda disponer la basura, ya con un espacio adecuado.

En su comunicado, el ayuntamiento señala que al "liberar de desechos las calles del municipio, se impide la propagación de más enfermedades que, en medio de esta contingencia sanitaria por el covid-19, podría colapsar los sistemas de salud de la ciudad, poniendo en riesgo la vida de miles de habitantes".

Este basurero ha dado servicio desde hace 20 años, esta administración se ha comprometido a clausurarlo antes del 2021.

El pasado 16 de julio, la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) y su similar del estado de Veracruz clausuraron de manera parcial este tiradero a cielo abierto, aunque se estaba usando otro basurero, los ejidatarios rechazaron el ingreso de los camiones, por lo que mucha de la basura permanece en las calles.

Desde que se inició la contingencia las autoridades municipales hicieron un llamado a los ciudadanos para que mantuvieran sus desechos en sus hogares, pero no hicieron caso, en varios puntos se observan las toneladas de basura ya putrefacta.

Rafael Delgado, en calma

Rafael Delgado, Ver.- El ayuntamiento de este municipio interpondrá una denuncia penal en contra de los responsables del saqueo y actos vandálicos suscitados en las instalaciones del palacio municipal, los daños –calculan– rebasan el millón de pesos, pues hay tres vehículos incendiados, daños en las oficinas, así como afectaciones en una vivienda particular. Este jueves la calma regresó al municipio, aunque con un cerco implementado por la Policía Estatal.

Luego de los hechos violentos ocurridos el miércoles, la calma regresó a este municipio enclavado en la parte baja de la sierra de Zongolica, sus habitantes retornaron a sus actividades, aunque con la incertidumbre que provoca un amplio despliegue que elementos de la SSP implementaron desde las primeras horas de este jueves.

Las afectaciones al palacio municipal, a simple vista son notorias. Desde el exterior se aprecian los daños que la turba causó a las instalaciones municipales, vidrios rotos, oficinas saqueadas y tres vehículos oficiales incendiados, además de daños a una vivienda particular que, se presume, es propiedad de uno de los trabajadores al servicio del ayuntamiento.

Se conoció que personal del municipio inició el recuento de daños que, al parecer, rebasa el millón de pesos, para documentar e integrar la denuncia correspondiente en contra de quien resulte responsable por los hechos ocurridos la noche del miércoles.

El saqueo a las instalaciones del palacio municipal, se desprende de la negativa de la presidenta municipal, Isadora Antonio, por buscar soluciones a la petición inicial de la población, que era la reapertura del panteón ejidal, ese hecho provocó la ira de la población que, ante la indiferencia oficial, decidieron cerrar el paso a los vehículos en la autopista México-Veracruz, tramo Orizaba, así como a la misma sierra de Zongolica.

Por la tarde, empleados de la oficina de Política Regional dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob), intentaron acordar con la población y levantar la protesta, pero la forma en la que pretendieron signar convenios, en hojas de libreta y firmas en blanco, aumentó el enojo de la población, que decidieron romper las negociaciones, dejar en un palmo a los funcionarios estatales y se trasladaron al palacio municipal.

Ahí el enojo se reflejó en los hechos ocurridos, cientos de personas se arremolinaron en los pasillos del palacio municipal y empezaron a romper vidrios hasta que encontraron una oficina en donde había despensas, al parecer caducadas, es enojó aún más a la turba, quienes de inmediato saquearon las oficinas y quemaron lo que quisieron.

En tanto, afuera, otros más se consiguieron gasolina y prendieron fuego a tres vehículos oficiales, entre ellos una patrulla de la Policía Municipal; los elementos de la corporación recibieron la indicación de no intervenir y dejar que la población arremetiera en contra de lo que encontrara a su paso, el saldo ya es conocido.

Se espera que en el transcurso de este viernes la presidenta municipal, Isadora Antonio, presente una denuncia en contra de quien o quienes resulten responsables de los hechos.