Política

Reforma electoral acabó negocio de partidos: CGJ

julio 31, 2020

La reforma electoral aprobada en el Congreso del Estado no debilita al Organismo Público Local Electoral (OPLE), sino el "negocio" que tenían los partidos políticos, aseguró el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Eso lo manifestó al cuestionarlo sobre las quejas contra la reforma de dirigentes de partidos políticos que interpusieron un recurso de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra esta determinación.

"No se debilita el OPLE sino el gran negocio que traían ahí adentro. Lamentablemente terminó en eso, en negocios de espaldas al pueblo y muy caras las elecciones. Eso se tenía que terminar".

Entrevistado en la televisora estatal, expuso que aplazar el proceso electoral también permitirá evitar destinar recursos desde este año a ese rubro y que los partidos y OPLE tengan tiempo para organizar lo que les toca y que con la pandemia del virus SARS-CoV-2 se ha visto retrasado.

"Las actividades electorales inician hasta enero próximo. Nos da ventajas porque la cuestión de la pandemia atrasó asambleas en partidos políticos, reuniones en órganos electorales. Presupuestariamente no se tendrán que gastar recursos en un proceso electoral que tendrá su definición total el próximo año; ahí está un ahorro".

El mandatario estatal consideró que además de la reforma electoral la modificación al Código Electoral permitirá ahorros de más de 500 millones de pesos en el proceso electoral de 2021, ya que el presupuesto bajó a 600 millones.

"Nos va a servir para enfrentar un año complejo en 2021. Estamos planteando que había que ahorrar en estos momentos. No podemos despilfarrar el dinero de impuestos para pagar a los partidos en exceso porque es bien sabido que se convirtió en un negocio ser dueño o estar en la cúpula de un partido político".

Refirió que anteriormente el costo de cada elección era de hasta mil 200 millones de pesos. Al respecto, negó que los partidos políticos se vayan a quedar sin recursos, pues recordó que antes el instituto político que más recibía recursos obtenía 120 millones de pesos y con la reforma el monto será de la mitad.

"No quiere decir que no recibirán dinero los partidos políticos. Lo recibirán pero ahora tendrán que ser austeros y más eficaces, cuidar el despilfarro porque no se puede despilfarrar el dinero cuando hay tanta necesidad; no podemos tener partidos muy ricos y un pueblo votante muy necesitado. El partido que recibe más por porcentaje iba a recibir 120 millones de pesos, ¿cómo es posible que haya ese tipo de distribución del dinero público? Quitarle 50 por ciento lo deja en 60 millones de pesos, no lo deja pobre. ¿Y que encima de eso reclamen?, se ven muy mal", fustigó.

Recalcó que las reformas aprobadas por el Congreso local son buenas para la democracia porque no se verá quién se anuncia más en espectaculares sino quién tiene las mejores propuestas, "los partidos tendrán que entender eso".