Política

Calcula la Semarnat 123 mil 717 muertes por contaminación industrial en 16 años

julio 22, 2020

Coatzacoalcos, Ver.- En un diagnóstico de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos naturales (Semarnat), se determinó que en los últimos 16 años, han sucedido 123 mil 717 muertes asociadas a la contaminación de la industria, en los corredores que operan desde el río Santiago, en Jalisco, hasta el río Coatzacoalcos, en Veracruz.

En reunión de seguimiento entre autoridades ambientales y las agrupaciones que formaron parte del Toxitour celebrado en diciembre de 2019, se mostraron los primeros avances de investigaciones que se desarrollan en varias cuencas del país, contaminadas por la operación de varias áreas industriales.

En el diagnóstico cartográfico elaborado por la Semarnat, del 2002 a 2018, se localizaron varios decesos de personas que viven cerca de estos corredores, asociadas con los eventos contaminantes, la mayoría de ellos murieron por cáncer e insuficiencia renal. Para este estudio se tomaron en cuenta más de 53 capas de información científica, con elementos ecológicos, económicos, de salud y sociales.

Benjamín Ortiz, coordinador de Asesores de Medio Ambiente, señaló que se tiene un primer informe sobre el impacto de la accion del hombre en varias cuencas importantes, donde se observa la grave situación de deterioro, la crítica situación hídrica, así como la concentración de las industrias automotriz, minera, química, del plástico y textiles.

El instrumento creado hacia la construcción del Programa Nacional de Restauración de Cuencas y Salud Socio-Ambiental establece que en la región, una de las más contaminadas del país, hay 19 mil 544 industrias. Señaló que en términos de biodiversidad, restauración y conservación, a pesar del panorama de devastación, existen sitios de valor e interés para su conservación.

En la quinta reunión de trabajo, Víctor M. Toledo, secretario de Medio Ambiente, Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, y Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), propusieron a los colectivos ambientalistas, signar un convenio entre las partes involucradas y diseñar un programa intersecretarial de salud ambiental que atienda los problemas de varias cuencas y se dote a la comunidades de certeza legal para que se completen todos los trabajos de restauración a largo plazo.

Este programa contaría con reconocimiento jurídico y con el aval del Presidente de México, además de la posibilidad de gestionar recursos de la Secretaría de Hacienda. De manera inmediata, se van a formar observatorios o comités para coordinar las acciones de las tres dependencias con las comunidades y las autoridades estatales y locales, de tal manera que se formalicen convenios por cada grupo de municipios que se forme.

El secretario Jorge Alcocer dijo que en el área de salud se va a actualizar la información recabada sobre la situación que prevalece en las seis regiones, y se va a efectuar investigación de campo para cada una de ellas.

Elena Álvarez-Buylla adelantó que el Conacyt ya tiene avances de investigación en algunas de las regiones debido a que ya se habían focalizado como prioritarias dentro de diferentes programas nacionales estratégicos (Pronaces), no sólo en lo que respecta a industria y toxicología, sino también en agua, incidencias de salud, entre otros, lo que permite mapear los proyectos que ya están iniciando y contribuir a los trabajos de seguimiento al Toxitour.

Andrés Barreda, representante de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales de México, pidió establecer un sistema de alerta ciudadana ante la sospecha de daño al ambiente o a la salud, ocasionado por cualquier actividad humana persistente.