Piden obreros acabar con años de abandono en terminal marítima Pajaritos
julio 20, 2020 | Sayda Chiñas Córdova y Édgar Escamilla

Coatzacoalcos, Ver.- Petroleros de la Terminal de Almacenamiento y Servicios Portuarios Pajaritos (TASPP) denunciaron que desde hace varios años no se han invertido en el mantenimiento de las instalaciones y sus embarcaciones, además los trabajadores no reciben los equipos de seguridad necesarios para desempeñar su trabajo; presentaron una serie de oficios donde han solicitado capacitación e insumos en la administración federal.

Raúl Calderón Domínguez, dirigente del Movimiento de Regeneración Petrolera (Morepe), publicó un mensaje en redes sociales, donde expone que durante las pasadas administraciones federales no hubo inversión para el mantenimiento de esta instalación portuaria de Pemex, pero tampoco ha habido atención a las demandas por los nuevos funcionarios.

Detalló que desde hace varios meses, los trabajadores petroleros han acudido al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) para que ellos denuncien las irregularidades y la falta de cumplimiento del contrato colectivo de Trabajo, pero los dirigentes de la Sección 11 no les hacen caso. "Hay omisión de parte de los funcionarios local del Grupo Mayoritario 24 de Octubre, así como de la cúpula y me refiero a Jorge Tadeo, al señor Ramón Hernández Toledo, Miguel Ángel Alva y Toledo Vera, los cuales parece que parecen ser recompensados en sus puestos por el silencio", denuncia el dirigente de este grupo disidente de esa sección.

Los trabajadores mostraron oficios de los años 2019 y 2020, en los que exigen que se instalen aires acondicionados en las casetas de los muelles, equipos de protección personal para 99 trabajadores de planta y 34 transitorios, la construcción de baños para mujeres y mayor capacitación.

"Hacemos de su conocimiento que llevamos años sin recibir ropa ni zapatos (cláusula 73), éstos solo entregan cuando ocurren incidentes y visitas (…)Nos hemos visto en la necesidad de adquirirlos, aunque no cumplan con las especificaciones para un uso industrial".

Todo el personal de esta terminal se encuentra inconforme, ya que en la nueva administración federal de Pemex existe una instrucción para bajar, el gasto lo cual ha impactado en los servicios de mantenimiento para las instalaciones. Aunque reconocen que el rezago inició en las pasadas administraciones, en la nueva gerencia tampoco se han tomado acciones y conocen del mal estado de los muelles, el cual puede provocar más accidentes.

El trabajador señaló que desde que asumió la gerencia Ramón Estaraneta, no se ha realizado mantenimiento a las instalaciones de la TASPP ni se imparten cursos de capacitación, debido a que la instrucción es la reducción de gastos. "Sabemos la necesidad de capacitarnos día a día, por las innovaciones tecnológicas, sin embargo, solo aplican que debemos administrar los riesgos y no es así, no se cumple ni con capacitaciones ni adiestramiento a los trabajadores conforme a la cláusula 41", indicó.

Los trabajadores señalaron que desde hace varios meses han estado denunciando esto de manera formal y han sido hostigados por los funcionarios de alto nivel, y señalaron a Ramón Estaraneta, Aurelio Reyes Cruz, Guillermo Canseco, Leobardo Díaz Aguirre, Doris Iturralde y María Guadalupe Esquivel.

Los obreros enviaron varias fotografías de las malas condiciones en las que se encuentran los muelles, donde se carga crudo y se descargan mucha de los combustibles que usa el país; se observan además los brazos de carga marina tirados en el área del helipuerto, comprados por Pemex a la empresa holandesa Kanon, líneas corroídas e instalaciones de trabajo en malas condiciones.

El 22 de julio, otro grupo de trabajadores sindicalizados citó a los trabajadores a una manifestación en la Sección 11 del STPRM para exhibir más irregularidades que se han cometido dentro de esta instalación.

Exigen investigar explosión

Trabajadores de Pemex denunciaron que la administración de la empresa pretende poner en operación el gasoducto siniestrado la mañana del 16 de julio en Papantla, pese a que existe evidencia de daño estructural en la tubería de acero, por lo que exigen se efectúen peritajes a lo largo de la vía para evitar riesgos a los obreros.

Por medio de una serie de imágenes, los obreros expusieron los daños que sufrió la tubería de acero del gasoducto San Andrés, en las inmediaciones de la comunidad Rodolfo Curti, en Papantla. Explicaron que a simple vista se observa el deterioro de la tubería y pese a ello, ya iniciaron los trabajos de sustitución del tramo dañado, sin que se haya examinado la parte del ducto que continúa bajo tierra, entre las áreas en las que ocurrieron las explosiones.

Mencionaron tener la indicación de acelerar los trabajos para poner en operación el ducto a más tardar en dos días, por lo que exigen un peritaje correspondiente o de lo contrario podría ocurrir una tragedia mayor a la del 16 de julio.

De acuerdo con los testimonios recabados, por órdenes de la administración se pasaron por alto los dispositivos de seguridad como son: cuatro válvulas de control, una cubeta de recibo para émbolo mecánico, un dispositivo para la medición del gas que consumirá la compañía Oleorey, una línea de desfogue de cuatro pulgadas de diámetro y varios puntos para el monitoreo de la presión.

Por instrucciones de la administración, los obreros instalaron una reducción en la tubería, de 16 a 12 pulgadas, justo donde el 16 de julio se encontraban los trabajadores monitoreando la presión y donde se suscitaron las tres explosiones.

A cincuenta metros de ese lugar se localizó otro punto de explosión, el cual ya se encuentra en reparación, pero se ha omitido el tramo comprendido entre dichos puntos, donde podría ocurrir un nuevo siniestro si no se toman las medidas pertinentes.

Las fotos del día