Política

"A lo mejor" Yunes

julio 15, 2020

Si alguien en este país tiene sentido del timing en la política es Andrés Manuel López Obrador. Ya lo ha demostrado infinidad de ocasiones y acaso la más importante de todas ellas sea el singular modo –en su momento improbable– con el que construyó una estrategia que, pese a la oposición del enorme aparato gubernamental y de grupos de presión e interés, a la corrupción institucionalizada y a los profundos odios de priístas, panistas y sobre todo de los perredistas de "izquierda", López Obrador alcanzó la presidencia de la República… Tomando la lucha anticorrupción como método para cambiar al país, el planteamiento exigía, a su vez, una profunda transformación, que se enfrentaba en su inicio a la delincuencia organizada, el desmantelamiento de los bienes nacionales y el sobreendeudamiento y falta de recursos para aterrizar su proyecto de amplio sentido social… Con grandes dificultades ahí le iban saliendo las cosas pero llegó la pandemia y el escenario cambió de manera profunda… La situación económica se complicó extraordinariamente, lo que reaccionarios de quinta, empresarios sin ganancias ni negocios con el gobierno y medios y periodistas "nacionales" que responden a intereses ajenos al compromiso social del periodismo se han despojado de máscaras y son, ahora mismo, los más enjundiosos enemigos de la administración lopezobradorista… La pregunta es ¿cómo va enfrentar AMLO esa renovada embestida que ya sin tapujos le pide su renuncia y descalifica todas y cada una de sus acciones?... El tabasqueño parece haberlo previsto, y para quienes analizan y ven sus conferencias tempraneras con otros ojos que no sean los de la burla, el desprecio y la búsqueda del mínimo error para magnificarlo, podrían encontrar las pistas que a diario da sobre el rumbo que le está dando a su gobierno, digo para que luego no se sorprendan… Está claro que Andrés Manuel insistirá sobre su tesis principal: sentar las bases para que la corrupción deje de dañar al país y a los mexicanos… Hay que recordar cómo políticos inescrupulosos, enfermos de ambición de riquezas y de poder, corrompieron absolutamente toda la vida democrática y las instituciones nacionales… Se prestaron a infamias como el "Rápido y Furioso" de Felipe Calderón que, para justificar política y socialmente el baño de sangre desatado en el país por su Guerra contra el Narcotráfico, permitió la entrada de miles de armas de alto poder que fueron a fortalecer la capacidad de fuego de los cárteles con los resultados que a diario vemos… O las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto, que entregaron los únicos bienes propiedad de la nación a extranjeros, quitándole a la Nación la soberanía energética que es la última carta fuerte con la que podría jugar en el entorno mundial… También hay "políticos" locales que no entienden o no quieren ver que el destino los alcanzará irremediablemente. Uno de ellos es Miguel Ángel Yunes Linares, notable por el daño que al amparo de Felipe Calderón propició en el Issste, provocando un millonario desfalco que, hasta el momento –eso es lo que él cree, aunque le cueste aceptar que ahora no tiene ningún cómplice en la administración federal que lo proteja, como lo hicieron Miguel Ángel Osorio Chong, el propio Peña Nieto y sus otros amigos señalados por Lydia Cacho en Los demonios del edén–, está quedando sin castigo… Su poder corruptor alcanzó al PAN y contribuyó a desmantelar los rescoldos perredistas que sobrevivían de sus naufragios con Fidel Herrera y Javier Duarte. Yunes contribuyó, a la par de Javier Duarte, a ensuciar y envilecer la política en Veracruz, ocasionando un daño de largo alcance… Pues bien, en ese sentido del timing, alguien preguntó en su conferencia mañanera del martes 14 al presidente si tenía conocimiento de la existencia de denuncias en contra de Yunes, a lo que, en su estilo, Andrés Manuel respondió que en su administración no, pero que "a lo mejor" sí en el estado… Y en ese "a lo mejor" podrían estar las evidencias de lo que viene.