Política

Cauto optimismo

julio 15, 2020

El gobierno del estado restringirá la movilidad en 37 municipios del estado. Esto, probablemente debido a la laxitud con que en general la sociedad veracruzana ha tomado la emergencia sanitaria y las recomendaciones de reducción de la movilidad y el contacto sociales. Se instalarán filtros sanitarios y habrá de continuarse con los programas de supervisión de comercios.

Bien, en efecto, hay razones que hacen que tales decisiones parezcan ser prudentes y, además, lo sean. Uno, porque en efecto la ciudadanía en el estado ha sido bastante laxa con la restrictividad recomendada por la autoridad sanitaria mundial, la OMS. El organismo multilateral que, en el marco de las Naciones Unidas, da seguimiento y sanciona el comportamiento y las políticas públicas sanitarias de los países miembros de la organización sanitaria global.

El gobierno del estado se prepara para un previsible aumento de los contagios. Un aumento significativo y vertical. Esto porque las medidas de prevención recomendadas no siempre son consistentes. Lo que es perfectamente normal si nos atenemos a que el covid-19 es una enfermedad nueva de la que todos, países, organismos multilaterales y laboratorios farmacéuticos, están aprendiendo.

Se han habilitado espacios nuevos y amplios para atender cabal y específicamente a los ciudadanos contagiados por la enfermedad, Cosa que está muy bien porque, en efecto, es previsible un aumento significativo de los contagios.

Ahora, con todo, hay razones para el optimismo porque pese a la laxitud en que la ciudadanía del estado ha tomado las recomendaciones por la pandemia durante las varias semanas del encierro, y toda vez que el periodo de incubación del virus es de 14 días, no ha habido un desbordamiento de los contagios. Habrán de crecer contagios y desenlaces fatales, la pandemia será larga y todo indica que deberemos aceptar el imperativo de modificar nuestros hábitos. Algo nada fácil luego de casi 40 años de inducción individualista y poca colaboración.