Sociedad y Justicia

Denuncian taxistas de Calcahualco amenazas de director de Transporte

julio 04, 2020

Un grupo de taxistas y camionetas del servicio mixto rural de los municipios de Calcahualco y Alpatláhuac, que pretendían llegar a la capital del estado, fueron detenidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal y la Dirección General de Transporte Público, a fin de impedir que realizaran una protesta.

Los integrantes de la agrupación Transportes Unidos El Volcán, procedentes de Calcahualco y Alpatláhuac, Rogelio González y María Antonia Castro Herrera, expusieron que los concesionarios padecen la invasión de rutas por parte de vehículos "piratas" del transporte público.

Los transportistas pidieron el apoyo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez para que se ponga orden en el transporte público, porque el delegado en Huatusco, Radamés del Ángel Hernández, se niega a atender los problemas que hay en esa zona de Veracruz.

Refirieron que en reiteradas ocasiones han solicitado a Radamés del Ángel que saque de circulación los carros "piratas" porque afectan la economía de los "verdaderos" concesionarios de taxis y mixto rural, pero el funcionario permite que trabajen.

"Hay muchos carros pintados con número encimados, quiere decir que hay un taxi número 33, hay otro 33, y otro 33, y lo mismo pasa con el mixto rural, lo malo es que como somos campesinos, no nos hacen caso, nosotros no queremos más invasión de rutas porque si tratan de componer los taxis clonados, es como darle concesiones a quienes nos están perjudicando", expusieron.

Los vehículos de mixto rural y taxis fueron detenidos en la carretera Coatepec-Las Trancas, cuando se dirigían a manifestarse al centro de la ciudad de Xalapa.

Los transportistas señalaron que Radamés del Ángel empezó como delegado del Transporte en Huatusco en el mes de enero del 2020, y fue como inició la invasión de rutas y vehículos fantasmas.

"Por eso venimos a pedir que nos cambien a Radamés del Ángel, pero aquí en Xalapa, el enlace de gobernación nos dijo que no lo van a mover porque ha trabajado bien, a pesar de que nos ha amenazado, él es quien mandó a pararnos, él empezó a mandar audios de teléfono amenazándonos porque vinimos a manifestarnos, y ahora peligran nuestras vidas", señalaron María Antonia Castro y Rogelio González.