Sociedad y Justicia

Protestan empleados del café La Merced por la falta de pagos caídos e Infonavit

julio 04, 2020

Trabajadores del café La Merced se manifestaron fuera de las instalaciones donde durante 40 años estuvo el restaurante, para solicitarle al propietario el pago de los salarios caídos y el adeudo que presentan sus contribuciones con el Infonavit.

"Desde marzo no nos pagan nuestras quincenas, otros problema que tenemos con la empresa es que muchos trabajadores tenemos infonavit y desde hace dos o tres años no han aportado la cuota que nos descuenta la empresa, estamos desamparados, no tenemos ayuda de la empresa, ni del gobierno ni de nadie, y no tememos ni un quinto desde hace tres meses", explicó el representante de los trabajadores, Martín Mendoza León.

El patrón les explicó que se trataba de un cierre temporal por la contingencia, aunque no les pagaron desde marzo, continuaron trabajando hasta el 8 de mayo, cuando el patrón les dijo que no podía con las obligaciones por la contingencia. Sin embargo los trabajadores han observado cómo el café ha comenzado a decaer desde hace más de dos años.

"Que a lo mejor hasta febrero del año que entran, entonces qué vamos a hacer nosotros durante todo este tiempo, ni un quinto, ni trabajo, no da la cara el patrón, nuestro líder dice que hay que esperar, hasta cuánto, podemos quedarnos sin casa, y nuestras familias con qué vamos a comer", explicó Mendoza León.

Son aproximadamente 45 trabajadores los que durante años laboraron en el Café La Merced, muchos de ellos con la problemática del Infonavit, una deuda que sí les descontaron de su salario y que ahora tendrán que pagar ellos. "Unos dos y otros tres años que nos descuenta por nómina y no lo ha cotizado el Infonavit, metimos papeles y nos dijeron que no, que el patrón nuestras cuotas no las ha aportado", expresó.

Los trabajadores de este restaurante indicaron que hay algunos que tienen 40 años de antigüedad en el negocio, entraron muy jóvenes y ahora son personas de la tercera edad y nadie les está respondiendo.

El propietario del café, Aurelio Ibáñez Rodríguez, indicó que desde la primer semana de mayo bajó sus cortinas. Argumentó que desde hacía un par de años arrastraba pasivos pues no le alcanzaba para pagar la nómina ni las obligaciones fiscales. "O pagaba impuestos o la nómina, o pagaba la nómina o la luz, o pagaba la nómina o pagaba el infonavit o el seguro social, o la renta, los últimos dos o tres años lo que yo tenía me lo gasté, me quedé al grado que los últimos días tenía que vender para comprar mercancía y pedir prestado para pagar quincena", afirmó.

Explicó que los empleados que están a disgusto saben que con los años la situación económica se fue haciendo cada vez más grave.